Minoritarios de Epsa y Cetsa no venden

Ayer al término de sendas ofertas públicas de adquisición (OPA), que hizo el grupo español Gas Natural Internacional (SDG) en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) por el 36 y el 14 por ciento de la Empresa de Energía del Pacífico y la Compañía de Electricidad de Tulúa (Cetsa), hubo caras alegres y otras tristes.

POR:
julio 02 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-02

Las primeras son las de la compañía europea porque aunque solo recogió en la operación el 0,007 y 0,6 por ciento del capital en circulación de Epsa y Cetsa representado en acciones, cumplió el trámite legal. Las transacciones no superaron los 900 millones de pesos. SDG adquirió a Unión Fenosa (antiguo dueño de Epsa y Cetsa) en una operación en el exterior y tuvo que ofrecerles a los socios minoritarios de Epsa y Cetsa la compra, respectivamente, del 36,2 y el 13,7 por ciento de éstas compañías. A través de la mencionada operación en el exterior Gas Natural Internacional pasó a controlar automáticamente el 63,8 y el 86,3 por ciento de Epsa y Cetsa, respectivamente. Y con las caras tristes tras las OPA estaban la del comisionista que recibió las órdenes, otros representantes del mercado de valores y algunos del Gobierno, quienes lamentan que ni las condiciones ni el interés de los socios minoritarios de dichas compañías se dieran para que se concretara uno de los negocios del año. A pesar de que SDG había puesto un ‘plante’ de 800.000 millones de pesos (373 millones de dólares), consistente en una garantía ante la bolsa de valores por el valor total de las OPA, los engorrosos trámites que implica vender participaciones accionarias de entes estatales y oficiales, así como un posible conformismo de éstas con el nuevo dueño de Epsa y Cetsa, impidieron que llegara al país una inversión extranjera directa que pudiera haber sido usada por dichas entidades para fortalecer su caja y concentrarse cada vez más en las actividades principales de su objeto social. Lo importante es el control Aunque no logró concretar la compra de los paquetes accionarios adicionales, fuentes de SDG reiteraron que la importancia del negocio está dada por la operación realizada a nivel mundial y que permite la consolidación de esa española como operador integrado de energía en el ámbito internacional. “Desde entonces se juega un papel importante en Colombia por la dimen- sión de ambas compañías (Epsa y Cetsa) en el mercado local”, dijeron.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido