La Misión Cafetera pide divorcio con lo público

Los miembros de esta expusieron sus resultados ante los exportadores privados.

El 3% del empleo rural lo genera la caficultura en los municipios donde es el cultivo principal.

Archivo particular

El 3% del empleo rural lo genera la caficultura en los municipios donde es el cultivo principal.

Finanzas
POR:
noviembre 24 de 2014 - 12:09 a.m.
2014-11-24

El director de la llamada Misión para la Competitividad de la Caficultura colombiana, Juan José Echavarría, le pidió al Gobierno que se margine de las decisiones y de la participación directa que tiene en las decisiones que se toman en la Federación Nacional de Cafeteros.

La petición la hizo durante el congreso de los exportadores de café (Asoexport), donde junto con algunos miembros de su equipo de trabajo, expuso los resultados.

Echavarría resumió en 10 puntos los resultados de su trabajo.

Entre otras destacó la viabilidad que tiene la caficultura, pues el uno por ciento de PIB y el 3 por ciento del empleo; sin embargo, Colombia no es exitosa en el mundo en términos de café, hay mucha pobreza en las zonas cafeteras y los costos de producción siguen siendo altos.

En tercer lugar, dijo que no hay una solución única en café, aunque destacó que una de las muchas salidas está en la producción de cafés especiales.

Aunque no señaló directamente al gremio cafetero, le criticó ‘su estructura piramidal, la regulación de las operaciones de comercio exterior del grano y su actividad comercial, que debe ser privada y no apalancada con recursos públicos.

Por lo anterior, le reclamó a la Federación que eso debe hacerlo como operador privado, que pague impuestos y que compita en igualdad de condiciones con los exportadores privados.

También reclamó por la garantía de compra.

“El Estado responsable de la política cafetera y agrícola”, concluyó.

A su turno, el investigador Roberto Steiner consideró como injusto el subsidio PIC que se paga a los cafeteros porque, dijo, terminó por favorecer los bolsillos de ‘los ricos del país’.

“Hay suficiente la inequidad en el país, pues esos dineros (los recursos del PIC) son dineros del presupuesto nacional”, dijo Steiner.

Otras de las investigadoras de la Misión, Marcela Meléndez recalcó que es necesario hacer un divorcio de un matrimonio que funcionó. “Los divorcios son complicados, más cuando hay plata de por medio”.

Por esto, anotó, se requiere reforma institucional que establezca nuevas reglas de juego y que el café debe tomar un nuevo rumbo o (al menos desde lo gremial).

Otro especialista que participó, César Vallejo, dijo que la merma de la productividad no debe atribuírsele solo a clima, los fertilizantes o la mano de obra, sino también al retraso vivido en los procesos de renovación de los cafetales.