Misión del FMI puso en revisión metas de crecimiento en Colombia para 2008 y 2009

Sin embargo, las nuevas cifras, que sin duda serán corregidas a la baja, se conocerán el próximo 14 de enero cuando se reúne el Directorio Ejecutivo del FMI precisamente para analizar las cifras.

POR:
noviembre 07 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-07

Así, definirán cuál será la nueva proyección. El dato real lo publica el Dane en marzo. No hay que olvidar que en octubre el Fondo había ya revisado a la baja las proyecciones de crecimiento para Colombia y las dejó en 4 por ciento para el 2008 y 3,5 por ciento para el 2009.

"En este momento estamos en proceso de revisar las proyecciones y vamos a darlas a conocer con el informe final porque todavía tenemos que comparar completamente esos cambios con los acontecimientos recientes del mundo", dijo el jefe de la Misión del FMI, Benedict Clements.

Pero los representantes del organismo en una declaración oficial señalaron que Colombia ha resistido bien la turbulencia en los mercados financieros internacionales y destacaron el manejo de la política fiscal y la monetaria.

"Las autoridades colombianas han respondido con prontitud ante la crisis financiera internacional, ayudando a reforzar la confianza doméstica. Las medidas adoptadas incluyen el aseguramiento de financiamiento contingente con instituciones multilaterales y acciones preventivas para garantizar niveles adecuados de liquidez en el sistema financiero", señala la declaración.

Y advierten que la crisis financiera internacional debilita el crecimiento económico de los socios comerciales "claves para Colombia, lo que a su vez está generando una caída sustancial en los precios de los productos básicos".

Por eso el FMI cree que las políticas macroeconómicas deben seguir siendo flexibles para llevar a la economía colombiana a un aterrizaje suave.

A pesar de los cuestionamientos de analistas, académicos y ex ministros en torno al gasto público, Clements señaló que el Gobierno está comprometido con el sostenimiento de las metas fiscales para el año entrante, así como con un monitoreo constante de los ingresos para que en el momento que haya cambios, tomar las medidas del caso por el lado del gasto.

Para el Gobierno central se proyecta un déficit el año entrante del 3 por ciento y para el sector público consolidado de 1,4 por ciento del PIB.

"Mantener las metas fiscales del 2009 limita las necesidades de financiamiento y mantiene el coeficiente de deuda pública en un sendero decreciente", concluye la declaración oficial.

Siga bajando para encontrar más contenido