Más que una misión imposible

Pocas cosas nos harían más orgullosos, que llegar a algún país extranjero y ver que se ha hecho realidad el propósito, que por muchos años, han tenido las dos más grandes empresas colombianas del sector de agua potable -Eaab y EPM- de internacionalizar sus operaciones de agua, tal como lo han prometido ellas mismas, y como en efecto, lo esperan los administradores públicos de varias ciudades latinoamericanas.

POR:
julio 14 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-14

Sin embargo, pasar del ‘propósito’ a la realidad sigue siendo un paso muy difícil de dar, a pesar de las muchas oportunidades existentes en el mercado latinoamericano, del gran prestigio de estas empresas y de su indiscutible capacidad técnica e incluso financiera. Y es que para aventurarse fuera del mercado local se necesitan más que ganas… se necesita capacidad de decisión y, porque no decirlo, cierta aceptación de riesgo. Ambas empresas, pero especialmente EPM, han evaluado numerosas oportunidades tanto nacionales como internacionales, para iniciar su operación por fuera de sus mercados locales, pero en el momento de la decisión final, los técnicos no han logrado convencer a sus directores o incluso los han desincentivado, a presentar propuesta en si quiera alguno de esos procesos. Para lograr dar el anhelado paso, resulta necesario que estas entidades no solo creen unidades especializadas en el seguimiento y evaluación de las oportunidades existentes, sino que se les determine un monto global de capital de trabajo e incluso de capital de riesgo, que la entidad pueda poner en nuevos negocios internacionales, sin tener que depender de nuevas aprobaciones de junta directiva. Sin duda alguna, existe riesgo en dar esta discrecionalidad a la persona encargada de tomar la decisión de ir o no a un nuevo negocio, pero como lo anoté arriba, abrirse al mercado internacional tiene y la mejor forma es asumiendo ese riesgo. Diego FernándezWILABR

Siga bajando para encontrar más contenido