Misión Rural insiste en cambios en instituciones agro

Dentro de las recomendaciones, se sugiere la creación de cuatro nuevas entidades.

Lo que se busca es que haya un desarrollo integral en las zonas rurales del país.

Archivo particular

Lo que se busca es que haya un desarrollo integral en las zonas rurales del país.

Finanzas
POR:
agosto 13 de 2015 - 02:17 a.m.
2015-08-13

El exministro de Hacienda y jefe de la Misión Rural, José Antonio Ocampo, reiteró al Gobierno Nacional la necesidad de ejecutar un cambio drástico en la institucionalidad del campo colombiano.

Dicho plan estaría encaminado a mejorar la productividad y competitividad del sector rural, además de asegurar los recursos que se invertirán en el campo en los próximos 20 años.

Dentro de las recomendaciones, se sugiere la creación de cuatro nuevas entidades: una agencia nacional de tierras, un fondo de desarrollo rural, una agencia de promoción de inversiones y una unidad administrativa especial de asistencia técnica y acompañamiento integral.

Una de las propuestas que mayor impacto puede llegar a generar es la de suspender algunos de los subsidios directos que hoy en día se le otorgan al sector, e invertir estos recursos en servicios y programas en pro del mismo, ya que son estos los que “traerán un impacto real al sector rural en el país”, mencionó Ocampo.

“Lo que se busca es que haya un desarrollo integral en las zonas rurales del país, por ello se recomienda trabajar con los agricultores en general, otorgándoles la capacitación, a la par que se piensa en promover y desarrollar los grandes proyectos del sector”, concluyó el exministro Ocampo.

PROPUESTAS PARA EL MINISTERIO DE AGRICULTURA

La Misión propone especializar al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural en cuatro funciones específicas, la primera de ellas es la formulación de la política agropecuaria y de desarrollo rural, seguida del control de tutela sobre sus entidades, el seguimiento y evaluación de los resultados, y finalmente la orientación y apoyo a los demás ministerios para definir las políticas rurales que les corresponden.

Las anteriores recomendaciones implicarían que el Ministerio debe dejar de ejecutar directamente el presupuesto de inversión del sector para pasarlo a sus entidades ejecutoras.