La mitología mexicana se vive en las tablas

Guadalupe -que es el espacio-, ha invitado a Don Lucio -el tiempo- para que la acompañe a pasar la noche en vela, mientras ella prepara unas tortillas. Para mantenerse despiertos, en medio de sorbos de chicha, se cuentan historias que van apareciendo en imágenes.

POR:
mayo 09 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-09

A esa especie de ‘sueño’ acuden cientos de personajes míticos, históricos y literarios de México, a los que esta obra de teatro les rinde un homenaje. A Quetzalcóatl, fundador de la culta y mítica Tula; a Cuauhtémoc, último de los guerreros que defendió a Tenochtitlán de la invasión de Cortés; a tres personajes del cuento Talpa, de Juan Rulfo; a curanderas, sanadoras, y a los 20 signos del calendario Náhuatl, creados por las deidades Oxomoco y Cipac0tóonal. Solo como de un sueño de pronto nos levantamos es una coproducción del pasado Festival Iberoamericano de Teatro, Iberescena, el Teatro Itinerante del Sol y el Teatro La Rendija, que vuelve a escena en el Teatro Alerquín, los días 15, 16 y 17 de mayo. Los personajes de este montaje dirigido por Beatriz Camacho, se tejen a través del mito sobre cómo fueron encontrados los granos de maíz, la metáfora de los huesos sagrados. En la pieza, estos son escondidos por Don Lucio para salvarlos de la peste que producen las semillas transgénicas que desvirtúan la razón de ser del grano sagrado. La historia también se refiere a la creación del sexto sol, astro que según las profecías mesoamericanas, está creando a los nuevos seres que poblarán el planeta, gente que vivirá en paz y se dedicará a las artes y a cuidar la tierra.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido