'Moby Dick': el coletazo

El presidente Santos ha efectuado un llamado a los agentes económicos para diseñar y aplicar conjuntamente las estrategias internas para enfrentar los coletazos de la crisis internacional.

POR:
septiembre 29 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-09-29

A estas alturas, pocos dudan de que la situación de baja demanda en Europa y Estados Unidos pudiera convertirse en el inicio de una recesión económica mundial. La confianza en el comportamiento de las importaciones de commodities al mercado chino y en evolución de su mercado interno se deteriora. Lo anterior lógicamente conlleva riesgos para las economías de los países latinoamericanos que dependen en lo fundamental para su crecimiento de las exportaciones de bienes primarios y de la atracción de inversión extranjera, para financiar sus déficit acumulados de cuenta corriente. Adicionalmente, ya se sienten los síntomas de disminución de las tasas de crecimiento para el 2011. Ya no hablamos de incrementos superiores al 5,5% en Colombia y, al contrario, todos los indicadores crean dudas, incluso sobre la posibilidad de llegar al 5% en el 2011 y, mucho menos, de alcanzar la tasa de desempleo inferior de un dígito para el mes de diciembre. Si la crisis se producirá en el mercado externo, esto indica simplemente, por lógica, que las medidas que se tomen no deberían estar encaminadas a restringir la demanda en el mercado interno. Sin embargo, el gran debate se dará en la medida en que los recursos procedentes del exterior disminuyan y se aprecie el tipo de cambio, puesto que la junta directiva del Banco de la República ha basado su estrategia de control de la inflación en las importaciones baratas, pues la inflación de los bienes internos se encuentra por encima de la que se han fijado como objetivo. La reunión del martes, citada por el Presidente, pretendía en lo sustantivo que no se afecte la actividad económica y no se provoque mayor desempleo. Su instrumento de ajuste tiene que ver con los grados de libertad para utilizar su política fiscal. El banco central, para apoyar esa estrategia, debería ser flexible en el manejo de la política monetaria y detener los incrementos en las tasas de interés. Esa sería realmente una política contracíclica al más puro estilo keynesiano. Ojalá los subsidios se dirijan realmente a fortalecer la actividad económica y no simplemente a los más ricos. ¿Será que algo por el estilo saldrá de la cumbre económica? Lo dudo, espero me encuentre equivocado. El coletazo de la crisis se solucionaría con medidas de protección interna y de fortalecimiento de las medidas conjuntamente con los vecinos. Lo bilateral con Estados Unidos y Europa nos alejó de Latinoamérica. Lo interno es factible. Lo segundo, la integración, sólo ilusión. Nuestra estrategia en el pasado fue: "para que nada nos separe que no nos una nada", y así ocurre en la actualidad. dgumanam@unal.edu.coHELGON

Siga bajando para encontrar más contenido