Moda nacional teje nuevos mercados en el exterior; representantes estarán en Medellín

Grandes compradores de ropa interior femenina de lujo ubicados en Nueva York y Los Ángeles estarán en Colombiamoda 2009, donde participarán en la primera rueda de negocios de textiles y confecciones.

POR:
julio 27 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-27

AF International detectó en E.U. siete nichos entre consumidoras de ropa interior de lujo: sofisticada, joven profesional, moderna, socialmente activa, joven a la moda, embarazada moderna y bajitas, pero con tallas grandes.

Los empresarios estadounidenses no llegan a Medellín por azar: fueron invitados por Proexport porque esas dos ciudades concentran, en Estados Unidos, el 62 por ciento de los compradores de ropa interior femenina de alto valor agregado.

En general, las exportaciones colombianas han estado concentradas en unos pocos mercados (Estados Unidos, Venezuela y Ecuador) y en unos pocos productos.

El reto, dice la presidenta de Proexport, María Elvira Pombo, es diversificar destinos y bienes no tradicionales para reducir esa concentración, impulsar productos a nuevos mercados desarrollados y a aquellos con gran potencial de mediano y largo plazo.

En E.U., por ejemplo, un estudio de AF International detectó siete nichos entre las mujeres consumidoras de ropa interior de lujo: sofisticada, joven profesional, moderna, socialmente activa, joven a la moda, embarazada moderna y bajitas con tallas grandes.

Hacia estos segmentos está apuntando Colombia y por eso la presencia en Colombiamoda 2009 de un grupo de compradores que los atienden.

El diseño y la confección colombiana de esas prendas le han permitido a diferentes empresas exportar sus productos a consumidores exigentes de Europa y otros mercados, entre las cuales se encuentran Leonisa, Touche, Francesca Miranda, Onda de Mar y Ellipse.

Hay que buscar nuevos sectores y productos exportables y/o repotenciar aquellos que ya tienen presencia en el exterior, enfatiza el presidente de Analdex (gremio exportador), Javier Díaz.

Los empresarios están mirando otros mercados ante la caída en las compras de Estados Unidos y la incertidumbre en Venezuela y Ecuador.

En el caso de las prendas femeninas, Colombia cuenta con la ventaja de que, por el Atpdea, entran al mercado estadounidense sin arancel, aunque los exportadores nacionales enfrentan la fuerte competencia de empresarios franceses, italianos y de E.U., verdaderos gigantes del sector.

Calzado depende mucho de Venezuela

El del calzado es un caso dramático: en el 2000, de 32,9 millones de exportaciones, el 36 por ciento se dirigía al mercado venezolano; ocho años después, el país vecino concentraba el 85 por ciento de las ventas externas del sector (220,7 millones de dólares). En ese lapso se perdieron los compradores de Alemania, Panamá, Puerto Rico y Costa Rica.

Las empresas, señala María Elvira Pombo, deben aumentar y diversificar su portafolio de destinos y productos para minimizar los riesgos por cambios drásticos en el entorno, sin desatender sus mercados actuales.

Una alianza de Proexport, Analdex y el Sena busca romper la dependencia de las exportaciones de calzado de los consumidores venezolanos.

En efecto, en unas pocas semanas contratarán una consultoría internacional con el fin de que expertos vengan al país a auscultar la industria local y recomendar qué es lo que hay que hacer para llegar a otros mercados, examinar la tecnología de las empresas y, si es necesario, proponer cambios y exponer sobre las tendencias del mercado internacional del calzado, pues hay que producir lo que este está demandando.

Una idea que están barajando las autoridades y los empresarios es bajar, a corto plazo, la dependencia de Venezuela aumentando las exportaciones de calzado a otros destinos en al menos 10 por ciento.

Pese a las dificultades para exportar a Venezuela y Ecuador, de estos dos países vendrán 75 y 72 compradores a Colombiamoda.

Siga bajando para encontrar más contenido