No es para molestarse

Visiblemente molesto por el comentario que hice en una reunión promovida por el Ministro de Comercio para analizar el proyecto de reforma tributaria, el Jefe de las Finanzas Públicas, dejando a un lado su proverbial cordialidad, trató de desbaratar la observación que formulé sobre la inconveniencia de hacer descansar el equilibrio fiscal en los balances de las entidades territoriales y los de los establecimientos descentralizados.

POR:
agosto 16 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-16

Concretamente dije que no era buena idea mantener un déficit estructural de las finanzas del Gobierno Central del orden del 5 por ciento del Producto Interno Bruto y conseguir el equilibrio con base en los superávit de las entidades aludidas. Al Ministro ésto no le parece inconveniente, porque para beneficio de las finanzas públicas las cifras del desempeño fiscal no hacen ahora diferencia en cuanto a efectos entre las del Gobierno Central y las de las entidades descentralizadas, pudiéndose compensar los resultados entre unas y otras. Haciendo abstracción de los casos de Ecopetrol y el del Banco de la República, me parece importante añadir a lo dicho algunos comentarios sobre los conflictos que suelen presentarse entre las entidades territoriales y el Gobierno Central, los que a la postre pueden obstaculizar la política de estabilización. Esto a pesar de los avances alcanzados por el control que tiene la oficina de apoyo fiscal sobre estas entidades. El hecho es de sobra conocido: los gobiernos prefieren aumentar los gastos públicos o reducir los impuestos, pero repugnan aumentar estos últimos. Siempre están al acecho de nuevos medios de acrecentar discretamente sus ingresos fiscales. Una vez que han sufrido las consecuencias políticas de un aumento en los impuestos, dudan después para reducirlos por temor a tener que aumentarlos de nuevo. Si les es preciso incrementarlos, tiene importancia el que puedan encontrar ‘una cabeza de turco’; pero si es posible reducirlos tratarán naturalmente de hacerse atribuir el mérito. Es así como los gobiernos se comportan en todo el mundo. Es importante reconocer que en los conflictos entre el Gobierno Central y los territoriales que afectan a la distribución de los ingresos fiscales, el problema de la estabilización reviste un carácter esencialmente político, más bien que técnico. El peligro llega a ser inminente cuando los gobiernos territoriales sufren presiones extremas por parte de sus electores que buscan un fuerte aumento de los bienes y servicios que provienen del sector público. Pero algo más; desde el punto de vista técnico, es poco probable que las modificaciones fiscales de las regiones anulen las que el Gobierno Central lleve a cabo con fines de estabilización. Para no ir tan lejos, una reducción del impuesto sobre la renta destinado a estimular la economía, no será neutralizado por una decisión de las regiones. Del análisis más general, surge lo siguiente: cuando la economía se aleja del pleno empleo y de la estabilidad de los precios, los departamentos y los municipios podrían contribuir eficazmente a la estabilización económica, si consintieran en modificar sus ingresos y sus gastos en forma encaminada a compensar cualquier contracción de la demanda privada o en proporcionar a este sector los recursos que necesite. Como esto no es fácil, ni viable muchas veces, es en extremo peligroso para el Gobierno Central confiar en ese apoyo. La visión de conjunto de la economía para determinar la oportunidad de las medidas estabilizadoras, es sumamente complicado que la puedan tener las provincias, razón por la cual es claro que sólo se puede confiar en la capacidad del Gobierno Central para actuar de manera efectiva. Es por ésta, entre otras razones, por lo que me mantengo en la idea de que no es bueno mezclar para fines de estabilidad fiscal los resultados de las llamadas haciendas secundarias y el del Gobierno Central. Ex ministro de Agricultura "No es bueno mezclar para fines de estabilidad fiscal los resultados de las llamadas haciendas secundarias y el del Gobierno Central”.

Siga bajando para encontrar más contenido