¿Es el momento para comprar acciones en la BVC?

Las desvalorizaciones de los últimos días han abierto oportunidades para quienes estén interesados en el mercado de la Bolsa de Valores de Colombia.

Varios sectores son llamativos para la compra de acciones.

Archivo Portafolio.co

Varios sectores son llamativos para la compra de acciones.

Finanzas
POR:
abril 08 de 2013 - 12:30 a.m.
2013-04-08

Lo que ha sucedido en las últimas semanas con las acciones colombianas no ha dejado de inquietar a los inversionistas.


Solo la semana pasada, el Índice General de la Bolsa de Colombia (IGBC) perdió 2,7 por ciento y en lo que va del 2013 la desvalorización es de 6,6 por ciento. Ni siquiera logró contagiarse del buen momento que vivieron las grandes bolsas del mundo, que incluso llevó a Wall Street a niveles récord.

 

En ese escenario, hay quienes se preguntan si es momento de comprar acciones locales. La respuesta es que las desvalorizaciones siempre abren oportunidades de compra, y que hay empresas cuyos resultados y planes de negocio se reflejan en creación de valor para los accionistas.


Primero, hay que tener en cuenta unas consideraciones generales del mercado accionario para este año. Luego de un 2012 que tuvo un ritmo menor, pero que también fue bueno para las empresas, los datos disponibles muestran que el 2013 no empezó del todo bien, pues la industria sigue débil, el comercio está lento y la construcción está pendiente de arrancar.


Y habrá que ver cómo las firmas locales sobrellevaron la coyuntura, lo cual se sabrá desde finales de este mes. Un informe de Valores Bancolombia señala que “el mercado no es optimista respecto a los estados financieros, después de que el cierre del 2012 decepcionara en su mayoría a los analistas”.


ALGUNAS ALTERNATIVAS
De cualquier manera, cada empresa tiene sus particularidades, y por eso más allá de que muchos títulos estén en mínimos de varios meses, los inversionistas deben ser cada vez más selectivos para escoger sus portafolios.


Los cálculos de los analistas con los precios justos para las acciones se convierten en un referente para saber si un título tiene potencial de valorización y, de acuerdo con esto, hay varias opciones.

 

Por ejemplo, las holdings muestran potencial. Un informe de Serfinco destaca los buenos resultados del Grupo Sura y el impulso a sus negocios de pensiones en Latinoamérica y de seguros, así como la oportunidad que tiene el Grupo Argos para diversificar sus ingresos con sus negocios portuarios, inmobiliarios y de carbón.


En momentos en que hay amplias expectativas de que la locomotora de la infraestructura arranque de verdad, los títulos de firmas relacionadas con la construcción aparecen en el panorama. Cemex, Conconcreto, Corficolombiana, Odinsa y Cementos Argos son las cartas, aunque frente a la última se han visto caídas por una posible emisión de acciones.

 

En cuanto a los bancos, sus resultados han sido buenos, pero los analistas están pendientes del impacto que tendrán las compras que han hecho en Colombia y otros países.


Aunque no suele ser el de los crecimientos más agresivos, el sector energético no puede faltar entre los portafolios, particularmente Isagén, Celsia, la Empresa de Energía de Bogotá e incluso ISA, que ha sido afectada por el cambio de reglas de sus operaciones en Brasil.


Contrario a lo que ocurría en meses anteriores, las acciones petroleras no aparecen como las de mayor y más rápida rentabilidad, pero siempre son importantes para diversificar los portafolios, además de que son las de mayor peso en los índices bursátiles del país.

 

OTRAS POSIBILIDADES

Si bien la industria empezó el año en terreno negativo y el comercio está avanzando a paso muy lento, hay compañías pertenecientes a esos sectores que ofrecen oportunidades de retornos a los inversionistas.


Es el caso de las compañías de consumo masivo. Por ejemplo, Nutresa adelanta un proceso de expansión internacional con el cual está entrando a nuevos mercados y, por ende, sus ingresos aumentan.

 

En cuanto al Éxito, Ultrabursátiles señala que “tiene mayor disponibilidad de caja, que podría utilizar en mayor generación de recursos. La compañía alcanza casi 1 billón en caja, que le da el músculo financiero para cubrir sus actividades de inversión y posibles adquisiciones”.