Momento crucial

Bien lo dijo el Zar antidrogas de los Estados Unidos, al señalar que habíamos cogido a nuestros vecinos con las manos en la masa, dejándolos expuestos ante el mundo entero. Sin lugar a dudas, tan importante como la muerte de ‘Raúl Reyes’ fue la incautación de los archivos que ponen al descubierto el alcance de esta organización terrorista internacional, enquistada en Latinoamérica, como reducto dónde implantar su sistema de crimen y terror, cumpliendo el papel asignado dentro de un libreto más amplio.

POR:
mayo 22 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-22

Forman parte sustancial de ese grupo, denominado el Foro de Sao Paulo, que poco a poco empieza a salir de la penumbra donde venía actuando y fortaleciéndose para mostrar su verdadera cara y alcance ante una opinión desinformada o convencida de que se trataba de uno de esos cuentos de camino con que se crea un ‘coco’ para asustar desprevenidos. Ya los podemos contar. Tienen nada menos que diez presidentes en la región y dos gobiernos más, son soportados por partidos políticos miembros. Desde el ala extrema como lo son las Farc, fundadores del movimiento, pasando por jefes de Estado, agresivos como Chávez y Correa, hasta otros más moderados como ‘Lula’, a quien vimos recientemente quitarse la careta y ante una opinión atónita afirmar que Chávez ha sido el mejor presidente de Venezuela en cien años. Además de cientos de ONG y organizaciones afines en el mundo. Los estamos viendo actuar coordinadamente como en la reunión de Santo Domingo o en el esfuerzo cada vez más reiterado de aislar a Colombia y a su gobierno y de atacarlo internamente para tumbarlo, como lo estamos experimentado, hasta como cuando, con el liderazgo de la cancillería brasileña, reaccionaron al unísono desvirtuando y oponiéndose al referéndum de Santa Cruz, en Bolivia. Lo que hay que entender es que mientras los países libramos nuestras batallas individuales, internamente, frente a los Ollanta, López Obrador, Chávez, ‘Jojoy’, Evos, etc., estos no actúan independientemente, sino que forman parte de un grupo internacional que se apoya y actúa coordinadamente. Son los nuevos poderes transversales, sin un territorio propio vertical como en el pasado, donde actuaban y ejercían su dominio, los cuales hoy se mueven por zonas y objetivos y, como en los aeropuertos u hoteles, cuentan con meeting points, como Venezuela, donde confluyen desde iraníes y norcoreanos hasta ‘Hamas’, ‘Hezbollᒠy ‘ETA’. Un fenómeno similar, al que en su excelente libro Ilícito describe al detalle, Moisés Naím. Pues nuestro golpe de suerte, no solo para Colombia, sino para el mundo no terrorista, de haber encontrado los computadores, no podrá minimizarse ni permitir que se engavete, convirtiéndose en un artilugio jurídico protegido por procesos que no conducirán, si no a sacar de circulación una verdad, que por seguridad internacional el mundo debe conocer pronto, en su totalidad, y actuar con base en ella. El primer interesado, en que así sea, es nuestro país. Si perdemos este instrumento en los vericuetos en que la ideología o el dinero lo pueden sepultar, la posibilidad de reversar el plan de aislarnos y desmontar nuestro Gobierno se habrá perdido, y con ello la inminente derrota de la guerrilla terrorista. Para nosotros es cosa de pocos meses, o hasta de semanas. Y como lo insinuaba Solana, para el resto del mundo se perdería una fuente de información única que desde las redes financieras hasta los niveles, canales de infiltración y soportes internos, expondría esta agresión real, que al igual que Al Qaeda y el fundamentalismo islámico, es el enemigo a enfrentar. '' Mientras los países libramos nuestras batallas individuales, frente a los Ollanta, López Obrador, Chávez, ‘Jojoy’, Evos, etc., estos no actúan independientemente.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido