Mosca de mango cae en la trampa

Gran parte de la economía de la región del Tequendama, Cundinamarca, y de otras zonas del país, dependen del cultivo de mango.

POR:
agosto 01 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-01

Esta fruta se ha visto afectada en forma severa por unas incómodas moscas que, si no se controlan, pueden ocasionar un fuerte impacto en los ingresos de la región, como quiera que la variedad de mango Tommy atkins -la más afectada- ocupa el primer lugar en la siembra, concluye un estudio de la facultad de Agronomía de la Universidad Nacional, liderado por el investigador Jorge Eduardo Barón. El trabajo se propuso reducir el impacto de las moscas de la fruta en la producción de mango, mediante la formulación de un manejo que tenga mayores posibilidades de adopción por parte de los productores, en cultivos de la variedad mencionada, dadas unas condiciones de bajo costo y fácil acceso a sus componentes. En la determinación de la incidencia de estas moscas en los huertos, evaluando alternativas para trampas y atrayentes tradicionalmente recomendados para la captura de moscas adultas, y buscando identificar parasitoides de moscas, así como la vegetación asociada a éstas, los investigadores diagnosticaron lo siguiente: El porcentaje de frutos dañados en los cultivos puede llegar al 70 por ciento. Las trampas alternativas caseras son una buena opción para trampeo de las moscas de la fruta y pueden reemplazar las tradicionales trampas de vidrio. Sustancias como la miel virgen resultan económicas y accesibles para reemplazar a la proteína hidrolizada como atrayente de adultos del insecto dañino. Con las trampas recomendadas por el Proyecto no se requiere adicionar insecticida malathion a la solución atrayente. El trampeo masivo, que implica poner una trampa a cada cultivo de mango genera un mínimo impacto ambiental. En cuanto a ejemplares de parasitoides de moscas de la fruta se reconoció a Spondias mombin, nombrado popularmente en la zona como jobo. Como un producto de la gestión interinstitucional, donde están comprometidas también las Unidades Municipales de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umatas), entre la alcaldía de la Región, la Secretaría de Agricultura y desarrollo Rural de Cundinamarca, la facultad de Agronomía de la UN, el Ica, el Comité de Cafeteros de Cundinamarca y el canal regional se acordó impulsar una campaña contra las moscas de la fruta. La plaga es la responsable de las restricciones que existen en muchos países para el ingreso de las frutas colombianas. LA MOSCA QUE NOS CERRO LAS PUERTAS DE JAPON Una mosca muerta que fue encontrada en unas muestras de pitaya, fue la responsable de que Japón le suspendiera a Colombia las exportaciones de dicha fruta a ese país, hace más de 10 años. Esta situación les generó graves inconvenientes a los productores nacionales, no solamente a los cultivadores de pitaya sino a quienes producen otras frutas tropicales. Posterior a este incidente de tipo fitosanitario, los productores nacionales de mango han tenido que realizar grandes inversiones en la compra de equipos industriales de control de la mosca, para evitar ser bloqueados en los mercados de Estados Unidos y la Unión Europea. Estos equipos consisten en sistemas de tratamiento a vapor, especialmente para el mango, cuyo fin es contrarrestar cualquier posibilidad de acceso de la plaga a países libres de este insecto, tales como Estados Unidos y la UE. Por ahora, la mosca sigue en investigación. 70% porcentaje máximo de daño que pueda ocasionar la mosca de las frutas en los cultivos de mango en la región de Tequendama, cerca a Bogotá.

Siga bajando para encontrar más contenido