LOS MÓVILES, UNA FUENTE DE EMPLEO VERSÁTIL

La tecnología, en especial en materia de comunicaciones, ha abierto un universo de posibilidades para el desarrollo, la industria y el crecimiento económico, no sólo de los países, sino de las personas, más aun en sociedades emergente como las de América Latina.

POR:
septiembre 29 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-09-29

Precisamente, un grupo de investigadores de diferentes naciones dio a conocer el estudio 'Comunicación móvil y desarrollo económico y social en América Latina', en el que una de sus conclusiones ratifica que la rápida penetración de la telefonía móvil ha ayudado a reducir la pobreza en Latinoamérica, al mejorar el mercado laboral en países donde prolifera el empleo informal, permitiendo al colectivo de autónomos ser localizables, lo que supone mayor garantía a la hora de conseguir trabajos. Un mercado con alcance El grupo de expertos ha analizado el impacto de una tecnología con apenas dos décadas de vida, a la que ya tienen acceso el 75 por ciento de los habitantes de estos territorios, aunque en algunos estados la penetración es incluso mayor (115 por ciento en Argentina, 98 por ciento en Chile o 78 por ciento en México). La proliferación de los móviles en esta zona del planeta (en los niveles de EE. UU. y por encima del conjunto de Asia) ha tenido una repercusión positiva en el crecimiento económico, sobre todo en los países y regiones más pobres. En tal sentido, se destaca el papel de los celulares en la actividad diaria de los trabajadores independientes que viven en las grandes urbes y que en un 50 por ciento cuentan con empleos informales, por lo que esta tecnología les ayuda a mantenerlo y a estar comunicados para atender cualquier solicitud. Es decir, tienen su oficina en el bolsillo. una herramienta más En el campo En el ámbito rural y agrícola, el móvil permite eliminar intermediarios al disponer de información sobre los mercados y la climatología, aspectos primordiales en su actividad. Más allá de lo económico, la investigación muestra que el móvil ha aumentado la seguridad, elemento esencial cuando se vive en entornos violentos, donde gracias a estos dispositivos las personas pueden estar conectadas con sus familias. Además, este tipo de telefonía ha incrementado la autonomía de las personas, así como la concepción colectiva, algo que se ha comprobado recientemente entre los jóvenes y estudiantes chilenos, unidos en una movilización social sin precedentes. El trabajo ha sido impulsado por la Fundación Telefónica y el Internet Interisciplinary Institute (IN3) y publicado por la editorial Ariel. - Los operadores celulares ven en los segmentos menores un gran potencial La dinámica de la utilización del celular como herramienta de trabajo tiene tantas formas como aplicaciones. Hoy en día, el teléfono móvil no sólo dejó de ser accesible y útil para profesionales y personas con alto poder adquisitivo, sino que se ha convertido en un elelmento básico en el quehacer de plomeros, electricistas, carpinteros o taxistas, entre otros, para quienes es ya imprescindible para el desempeño de sus labores. En el caso de los mexicanos, este fenómeno ha generado que el 49 por ciento de ellos, pertenecientes a los niveles socioeconómicos D y E, en los que el ingreso máximo por familia es de 6.800 pesos, cuenten con un teléfono celular, de acuerdo con un estudio realizado por The Competitive Intelligence Unit. Los analistas indican que las consistentes reducciones en los precios y las estrategias de los operadores por captar los segmentos de menor poder adquisitivo, han permitido que el servicio telefónico celular permee hacia estos estratos económicos, en los que la rotación de los equipos es más común.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido