Muere líder norcoreano; lo sucederá su hijo

Muere líder norcoreano; lo sucederá su hijo

POR:
diciembre 20 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-12-20

k SEÚL/REUTERS. Los norcoreanos salieron a las calles ayer para despedir a su líder Kim Jong- il, mientras la prensa estatal celebraba a su hijo como el "gran sucesor" del aislado país, cuyas ambiciones nucleares son una amenaza para la región. Más temprano, una presentadora vestida de negro anunció en medio de lágrimas que el "amado líder" de 69 años falleció el sábado por exceso de trabajo físico y mental mientras se dirigía a ofrecer "orientación en terreno". La preocupación por la seguridad en el hermético Estado, que en el 2010 atacó a civiles en una isla de Corea del Sur y fue acusado por el hundimiento de uno de sus barcos ese mismo año, se incrementó luego de que Seúl informó que su vecino había lanzado un misil de corto alcance antes de anunciar la muerte de Kim. Es el primer lanzamiento que se conoce desde junio. Kim Jong-un, el hijo menor de Kim Jong-il, fue nombrado por la agencia oficial norcoreana KCNA como el "gran sucesor" de su padre, alabándolo como "el líder excepcional de nuestro partido, Ejército y pueblo". KCNA emitió un reporte diciendo que todos los norcoreanos están profundamente dolidos pero están hallando consuelo en la "absoluta seguridad de que el liderazgo del camarada Kim Jong-un dirigirá y consagrará la gran tarea del proyecto revolucionario". Pero hay grandes dudas acerca de cuánto apoyo tiene la tercera generación de la dinastía gobernante entre la clase dirigente, sobre todo en el Ejército, y algunos temen que deberá dar una señal de fuerza para ayudar a establecer sus credenciales. "Kim Jong-un es un pálido reflejo de su padre y abuelo. No ha tenido las décadas de preparación y creación de la base de poder que Jong-il tuvo antes de asumir el control de su padre", opinó Bruce Klingner, analista de política de Asia en la Heritage Foundation, en Washington. "Podría sentir necesario en el futuro precipitar una crisis para probar su temple a otros líderes o desviar la atención de las fallas del régimen", agregó. La noticia sobre su muerte desató un nerviosismo inmediato en la región. Corea del Sur, que técnicamente aún está en guerra con Corea del Norte, colocó a sus tropas y empleados gubernamentales en alerta de emergencia. El presidente surcoreano, Lee Myung-bak, llamó a su pueblo a seguir con sus vidas normales y sostuvo conversaciones telefónicas con el presidente estadounidense, Barack Obama.

Siga bajando para encontrar más contenido