Muerte de Bin Laden dispara alarmas por terrorismo

Un análisis de ADN permitió confirmar "prácticamente en un 100 por ciento" la muerte de Osama bin Laden, cuyo cuerpo fue lanzado al mar ayer tras una ceremonia religiosa a bordo de un portaaviones estadounidenses, anunciaron varios altos funcionarios estadounidenses.

POR:
mayo 03 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-05-03

El jefe de Al Qaida murió a raíz de un balazo en la cabeza tras la incursión de los Navy Seals, las fuerzas especiales de la Marina estadounidense, en un complejo habitacional paquistaní. Uno de sus hijos, dos mensajeros y una mujer también murieron durante la operación y el comando norteamericano "no hizo prisioneros", aseguró a periodistas un alto funcionario estadounidense de la Defensa que se mantuvo en el anonimato. Los miembros del comando pudieron identificar "visualmente" a Osama bin Laden cuando llegaron al lugar, precisó un alto funcionario de inteligencia que tampoco quiso dar su nombre. Durante el asalto también escucharon a una mujer, probablemente una de sus esposas, llamarlo por su nombre. La comparación de las fotos del cuerpo del jefe de Al Qaida con antiguas fotos suyas, hecha por un especialista de la CIA, "permitió determinar con 95 por ciento de certeza que el cuerpo era el de Osama bin Laden", agregó. "Esta mañana (ayer), la CIA y otros especialistas realizaron un primer análisis de ADN, que mostró una correspondencia de cerca de 100 por ciento entre el código genético del cuerpo del difunto y el de varios miembros de la familia Bin Laden", explicó. Durante la incursión se confiscaron documentos cuya naturaleza no fue precisada. Serán analizados por un grupo de trabajo de la CIA, creado específicamente con ese fin. Al temer que una sepultura del jefe de Al Qaida se convirtiera en lugar de peregrinación, los estadounidenses arrojaron su cuerpo al mar, admitió a primeras horas de la mañana otro alto funcionario estadounidense. Antes de ello, tuvo lugar una ceremonia religiosa sobre el portaaviones estadounidense 'Carl-Vinson', frente a las costas paquistaníes, afirmó un alto funcionario de Defensa. "Se siguieron los procedimientos tradicionales para las ceremonias fúnebres islámicas", agregó. El cuerpo de Bin Laden fue lavado y luego envuelto en un sudario blanco, depositado a su vez en una bolsa. Un oficial leyó un texto religioso, traducido al árabe por un intérprete, según el mismo funcionario. El cuerpo fue puesto luego sobre una tabla desde la que se deslizó el cuerpo al océano. Los líderes mundiales saludaron la muerte de Bin Laden, pero la euforia fue atenuada por el temor a las represalias y las advertencias renovadas de alerta contra ataques. La muerte de Bin Laden, quien logró un estatus casi mítico por su habilidad para eludir la captura durante tres periodos presidenciales en Estados Unidos, cierra un capítulo amargo en la lucha contra Al Qaeda, pero no elimina la amenaza de nuevos ataques. (Pasa a la página 16.) - EE. UU. duda de Pakistán El líder de la red terrorista Al Qaeda, Osama bin Laden, tuvo que contar con algún tipo de apoyo dentro de Pakistán para poder ocultarse durante tanto tiempo en las cercanías de Islamabad, según el consejero para la Lucha Antiterrorista de la Casa Blanca, John Brennan. El mismo funcionario afirmó que los servicios de inteligencia estadounidenses buscan ahora determinar exactamente qué tipo de apoyo recibió Bin Laden y examinarán en detalle el contenido de la residencia en la que se le encontró, pero subrayó que lo importante es "la calidad, no la cantidad" de indicios que se hallen. Según el asesor, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tomó "una de las decisiones más valientes de cualquier mandatario estadounidense" al dar luz verde para la operación.helgon

Siga bajando para encontrar más contenido