‘Muerte’ de empresas superó a la creación

En el 2014 se crearon 301.334, sobrepasando en 9,6 % al 2013. Mientras tanto, se liquidaron 10,4% más que en el año anterior.

Cámara

Archivo

Cámara

Finanzas
POR:
enero 22 de 2015 - 04:34 a.m.
2015-01-22

El año pasado se crearon en el país 301.334 empresas, cifra que significa un aumento del 9,6 por ciento con relación a las 275.641 del 2013.

Entre las que nacieron en el 2014, 71.733 corresponden a organizaciones jurídicas y el resto a personas naturales que se constituyeron como empresa, según datos de Confecámaras, que reúne los datos de todas las cámaras de comercio.

Dentro de la primera categoría, las sociedades por acciones simplificadas representan el 96 por ciento, seguidas de las sociedades limitadas, con el 2,1 por ciento.

En todos los sectores económicos se percibió el incremento en las compañías que nacieron.

“Aunque el grueso sigue siendo de empresas comerciales e industriales, estamos observando una diversificación hacia campos como ciencia, innovación y tecnología; servicios logísticos, consultoría y temas de recreación”, indica el presidente de Confecámaras, Julián Domínguez.

‘NO HAY POR QUÉ PREOCUPARSE’

Las estadísticas de Confecámaras también revelan que las empresas canceladas aumentaron en 10,4 por ciento con respecto al 2013, al pasar de 88.965 a 98.205. Sin embargo, Domínguez, advierte que en el ecosistema empresarial es natural que los ‘decesos’ superen los ‘nacimientos’. Añade que, por ejemplo, en Estados Unidos la brecha entre ambos movimientos es todavía mayor que acá. Fuera de eso, en

Colombia hoy día es más fácil liquidar una sociedad que en el pasado debido a la simplificación de trámites y a la proliferación de centros de atención de las cámaras de comercio.

“La perdurabilidad de las empresas tiene relación con que atraviesen los tres primeros años de operación”, que son críticos, según advierte.

Por sectores, la mayor cantidad de las ‘muertes’ sucedieron en el sector comercio y vehículos (44,6 %), alojamiento y comidas (15,3 %) y en la industria manufacturera (9,3 %).

PROCESOS OBLIGADOS

Muchos de esos procesos obedecen a la voluntad de los asociados y se hacen ante las mismas cámaras, donde se crean. Sin embargo, ayer también la Superintendencia de Sociedades divulgó que, a instancias suyas, el año pasado 139 empresas iniciaron su liquidación judicial por problemas que terminaron haciéndolas inviables. En el 2013 fueron 152.

También según el informe de la Súper, en el 2014 un total de 185 compañías pidieron entrar en reorganización, un proceso que traducido al lenguaje común significa que solicitaron una 'terapia de salvamento' que incluye acuerdos con sus acreedores para el pago de sus deudas y así evitar que corrieran la misma suerte de las anteriores. Finalmente, la autoridad en esta materia solo les permitió a 69 comenzar con dicho procedimiento.

En la actualidad, en la Súper hay 290 procesos abiertos de liquidación, que corresponden a distintos años, desde el 2007, cuando entró en vigencia la Ley de insolvencia. Además, hay casi 300 reorganizaciones en camino por el mismo periodo.

RAZONES PARA LA LLEGADA DE LA CRISIS

Una encuesta realizada por la Supersociedades con los empresarios indicó que las principales razones que conducen a la fatalidad de las compañías son la acumulación de deudas, la baja en las ventas, problemas administrativos, falta de personal competente, “una mezcla de problemas familiares con la administración de la empresa” y el uso de tecnología obsoleta.

Al preguntarles a los que entraron en insolvencia, mencionaron causas externas como la disminución de la demanda, las altas tasas de interés, el aumento de la competencia, la pérdida de mercado y las dificultades para acceder a créditos. Entre las razones intrínsecas están el alto endeudamiento, falta de capital de trabajo, disminución de la facturación, altos costos operacionales y la baja rentabilidad.

Por eso, según Confecámaras, en los programas de fortalecimiento se busca dar herramientas para que las empresas sean más eficientes, adopten la planeación estratégica, sean más innovadoras, disminuyan costos de operación y accedan más fácilmente a créditos y nuevos mercados.