Multimillonaria inversión en infraestructura por US$880.000 millones hasta el 2016, anunció Brasil

El nuevo plan, bautizado 'Programa de Aceleración del Crecimiento 2 (PAC-2)' apunta a aumentar la capacidad energética del país y a mejoras necesarias para el Mundial de fútbol en 2014.

Finanzas
POR:
marzo 29 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-29

El Gobierno brasileño anunció este lunes, en pleno año electoral, un nuevo plan de inversiones en infraestructura que comprometerá unos 880.000 millones de dólares hasta 2016 y que se suma a otro con cifras similares, ya en marcha desde 2007.

Según precisó el Gobierno, en los próximos cuatro años serán invertidos 959.000 millones de reales (532.770 millones de dólares), mientras que otros 627.000 millones de reales (348.330 millones de dólares) serán para el período 2014-2016.

El PAC-2 fue presentado en un acto con unos 1.200 invitados, que fue encabezado por el jefe de Estado, Luiz Inácio Lula da Silva, y la ministra de la Presidencia, Dilma Rousseff, quien esta semana se desvinculará del Gobierno para ser candidata presidencial del bloque oficialista en las elecciones de octubre próximo.

Lula, al igual que Rousseff, rechazó las acusaciones de sectores de oposición, para los que el anuncio hecho hoy sólo esconde motivos electorales y la intención de favorecer la imagen de la ministra y candidata presidencial para el período 2011-2015. "El PAC y el PAC-2 son un compromiso del Estado brasileño con la redención de este país" y "quien llegue a la Presidencia no podrá rasgarlo y hacer otra cosa", garantizó Lula.

No obstante, recordó que él mismo bautizó a Rousseff como "madre del PAC" y aseguró que sin "la porfía, perseverancia y dedicación" de la ministra "tal vez no habría sido posible" elaborar esos programas.

El presidente volvió a escudarse en las trabas burocráticas que demoran las obras que se realizan en el país y reiteró que Brasil "no puede parar" ni dejar para el futuro obras que deben empezar "lo más pronto posible".

A esas complicaciones y demoras propias del proceso burocrático Lula también atribuyó los atrasos en el primer PAC, que más de tres años después de su puesta en marcha sólo ha concluido poco más del 50 por ciento de las obras previstas, lo que para la oposición también "demuestra" el supuesto "carácter electoral" del PAC-2.

Rousseff, por su parte, destacó que el nuevo programa contempla la construcción de dos millones de viviendas, que se sumarán al millón previsto en el anterior, y que en un 90% serán destinadas a la población de baja renta, con lo que contribuirán a reducir a la mitad el déficit de residencias de calidad que existe en el país.

"El PAC-2 no son cifras ni un programa de obras, sino un plan para mejorar la vida de los brasileños", subrayó la ministra. Entre las muchas obras que incluye el PAC-2, figura además una ampliación del tren de alta velocidad que será construido entre las ciudades de Río de Janeiro y Sao Paulo, que desde la primera se extenderá hacia Belo Horizonte y desde la segunda hacia Curitiba.

El ministro brasileño de Hacienda, Guido Mantega, también intervino en el acto y afirmó que este nuevo programa le garantizará a Brasil una expansión económica sostenida en torno al 5% anual, que lo situará "entre la media docena de países con mayor tasa de crecimiento del mundo".