La multitud estará plenamente conectada a las redes

Pronto, a través de un aparato de bolsillo, la gente podrá acceder a la información que necesite.

Archivo Portafolio.co

Este tipo de tabla será común en casas y oficinas.

Archivo Portafolio.co

POR:
septiembre 28 de 2011 - 07:14 p.m.
2011-09-28

 

Son sólo 20 años desde ahora, pero debido a la rapidez de los avances tecnológicos, muy pocos se atreven a pintar lo que será el futuro tecnológico en el 2030. Según expertos, en los próximos 50 años la humanidad verá adelantos de este tipo 32 veces más que durante el siglo XX.

Lo que sí es claro es que para el 2030 la Internet estará en todos lados y será parte de nuestras vidas, incluso será tomada como un derecho.

Se calcula que el 87 por ciento de la población estará conectada a la red.

Será una combinación de cables (la mayoría de fibra óptica) e inalámbrica, más barata y con ilimitado ancho de banda. La web hará superinteligentes a nuestras casas, carros y entorno.

Por ejemplo, la conectividad permitirá que los vehículos se comuniquen con otros y puedan escoger la ruta con menos tráfico; reconocer cuándo se acerca mucho a otro auto o si se está cerca de una zona escolar, y cuando escuche una sirena podrá parar, cambiar de carril, o simplemente disminuir la velocidad.

Así mismo, cada día será menos necesario ir a los bancos, a las agencias de viaje, al supermercado, visitar al médico o desplazarse al trabajo.

Los aparatos, como los teléfonos, serán superinteligentes, integrando numerosas funciones y aplicaciones que los harán un centro de control de nuestras vidas.

Desde allí, dicen los futurólogos, podremos controlar la temperatura de la casa y todos los aparatos en ella, la intensidad de las luces, encender el carro, pagar cuentas, enviar reportes médicos...

Los móviles tendrán todas las formas, tamaños y colores inimaginables, pues algunos ya piensan en ellos como hojas electrónicas, las cuales se podrán doblar como un billete y no serán más gruesas que una tarjeta de crédito.

Así, habrá un teléfono de tamaño normal que se ira desdoblando según nuestras necesidades, hasta tener una tableta.

En los teléfonos, la video-conferencia, el reconocimiento de voz y el traductor simultáneo serán generalizados. Algunos piensan que desde el celular también se podrá votar y hacer todo tipo de gestiones con empresas y el Gobierno.

Muchos afirman que los celulares ya no serán ni siquiera con pantallas táctiles, sino que tendrán sensores para captar a dónde va la mirada, y cuando se fija en una aplicación la abre inmediatamente.

Siga bajando para encontrar más contenido