El mundo en el 2020

No queda duda que han mejorado sustancialmente los trabajos que está adelantando el DNP sobre la Visión Colombia Segundo Centenario (2019) y la Agenda Interna, no sólo en los aspectos programáticos sino también en los operativos y de financiación, con excepción de aquellos que permitan a Colombia ingresar plenamente a la Sociedad de la Información. Las acciones que hay que tomar en este sentido son transversales y tienen que ver con todas las estrategias. Sin embargo, en los proyectos gubernamentales se trata el tema de una forma vertical, con el lema de que en el año 2019 Colombia será una sociedad informada, con acciones limitadas a la consolidación de un gobierno para los ciudadanos, la creación de un sistema estadístico nacional y la masificación de la banda ancha. Trata los temas de desarrollo de los sectores productivos y de servicios, la competitividad y la innovación como si fueran separados a los de conectividad.

POR:
mayo 09 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-09

Lo limitado de este enfoque se hace tanto más evidente de acuerdo con un estudio realizado por The Economist Intelligence Unit (EIU) en donde se considera que hacia el año 2020 emergerá un nuevo paradigma económico, definido por la globalización de las empresas, el rol cada vez más importante de los trabajadores del conocimiento y la personalización de las experiencias de los clientes como factores claves para el éxito económico. El estudio, proyecta el rápido y continuado crecimiento de la globalización de la economía, con los E.U., China e India impulsando más de la mitad del crecimiento económico mundial a lo largo de los próximos 15 años. También investiga los desafíos que tendrán que enfrentar las economías de Europa y el Japón por el envejecimiento de la fuerza laboral y los relativamente bajos niveles de productividad. Las experiencias a medida del cliente jugarán un papel crítico en el éxito económico. Las empresas se diferenciarán ellas mismas y crearán ventajas competitivas diseñando experiencias de alto contacto con los clientes, adaptando productos y servicios a cada uno de ellos. En la medida n que los procesos de producción y las transacciones sean más automatizadas, el valor con los clientes residirá en las interacciones y relaciones personales, muy difíciles de imitar. Estas interacciones se verán intensificadas por la colaboración, los servicios de alto valor y los trabajadores del conocimiento, todos habilitados por las nuevas tecnologías de la información. Los proyectos gubernamentales comentados no tienen en cuenta estas nuevas realidades. Ignoran que la economía global está evolucionando rápidamente, que se está avanzando hacia una sociedad post industrial, como lo sostenía Peter Druker, y que, a medida que la globalización y la tecnología cambian, también cambian las industrias y la fuerza laboral, de manera que nunca se hubiera imaginado hace una década. Los trabajadores del conocimiento, junto con la tecnología, pueden cambiar las experiencias del cliente. Aquellas empresas que puedan colaborar globalmente para crear la experiencia del cliente son las que ganarán la batalla competitiva. Estamos a tiempo para reconocer estos nuevos rumbos y actuar de conformidad. Consultor internacional "Aquellas empresas que puedan colaborar globalmente para crear la experiencia del cliente son las que ganarán la batalla competitiva”.

Siga bajando para encontrar más contenido