‘Ningún municipio del país se quedará sin un colegio 10’

La tasa de retorno de este programa será del 22,02 por ciento, es decir, la comparación entre lo que se invierte y los beneficios que genera en la sociedad, con la mejoría en la calidad de la educación.

Los ‘Colegios 10’ tendrán laboratorio de informática.

Archivo particular

Los ‘Colegios 10’ tendrán laboratorio de informática.

Finanzas
POR:
junio 05 de 2015 - 02:11 a.m.
2015-06-05

Ningún municipio del país se quedará sin estrenar aulas educativas públicas en los próximos tres años y medio, tanto en la ciudad como en el campo.

Según el plan del Gobierno, el Eje Cafetero y Antioquia serán las zonas donde se construirá el mayor número de aulas, en desarrollo del Plan Nacional de Infraestructura Educativa, que tiene como objetivo la implementación de la jornada única escolar, según el documento aprobado por el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes).

La ministra de Educación Gina Parody le dijo a Portafolio que el programa ya comenzó a ejecutarse en Chocó, y que no se trata de una iniciativa relacionada solo con lo construcción de colegios y aulas, sino que incluye dotación física de los mismos. “Hemos diseñado el ‘Plan colegio 10’, que cumple con las siguientes especificaciones: aulas equipadas; laboratorios de física, química, ciencias naturales y bilingüismo; laboratorios de tecnología, innovación y multimedia; biblioteca; comedor y cocina; zona administrativa; sala de maestros; áreas recreativas y canchas deportivas; conectividad; baterías sanitarias y servicios generales”.

El programa implica contratar más maestros con especialización. “Este año salen 30.000 profesores que se pensionan. Haremos concursos para contratar sus reemplazos, quienes deberán tener énfasis en conocimientos de español, ciencias naturales y matemáticas”.

La inversión asciende a 4,5 billones de pesos, recursos que ya están garantizados. El proyecto prevé la generación de 32.000 empleos nuevos al 2018, sin incluir el número de maestros que serán contratados para la implementación de la jornada escolar única.

La ministra de educación hizo un llamado a alcaldes para que asignen los terrenos donde se construirán los 500 colegios o las aulas nuevas.

DÉFICIT DE AULAS

Según el Ministerio de Educación, en el país existe un déficit de 51.134 aulas, lo que dificulta la implementación de la jornada única. La meta al 2018 es construir 30.680 aulas, entre colegios nuevos y ampliación de los ya existentes.

“Tenemos un índice de calidad que aspiramos a mejorar en cinco puntos de aquí al 2018, gracias que alcanzaremos 2’300.000 niños en jornada única. Nuestra meta en pruebas saber es avanzar cuatro puntos. El solo hecho de que un niño estudie por la mañana se va a reflejar en su rendimiento académico”, dijo la ministra Parody.

Según la funcionaria, este plan implica que haya más colegios y aulas para bachillerato en el sector rural.

En concreto, los establecimientos educativos nuevos agregarán 9.204 aulas, en tanto que en reconstrucción de infraestructura existente se llegará a 21.476 aulas nuevas.

Se calcula que el número estimado de estudiantes beneficiados será de 1’910.242. La tasa de retorno de este programa será del 22,02 por ciento, es decir la comparación entre lo que se invierte y los beneficios que genera en la sociedad.

EL PLAN SERÁ RESPALDADO POR EL FONDO DE INFRAESTRUCTURA EDUCATIVA

Solo la construcción de las 30.680 aulas tendrá un costo de 3,95 billones de pesos

La financiación del programa incluye varias fuentes: recursos del presupuesto general de la Nación, el Sistema General de Participación y el Sistema General de Regalías, entras otras tales como cooperación y donaciones. También se prevé patrimonios autónomos para administración y ejecución de recursos y Asociaciones Público Privadas.

Solo la construcción de las 30.680 aulas tendrá un costo de 3,95 billones de pesos, razón por la que el Gobierno prevé vigencias futuras extraordinarias que irán hasta el 2023. El fondo permitirá priorizar proyectos de infraestructura educativa, desarrollar instrumentos para su financiamiento, lograr la confluencia de recursos de distintas fuentes, aplicar estándares de construcción en todos los proyectos, y obtener economías de escala al contratar grupos de colegios y no obras individuales. Estos modelos de contratación aseguran la implementación de estándares de construcción, permiten la articulación de actores públicos y privados, nacionales y territoriales; facilitan proyectos APP sujetos a pagos por disponibilidad; mejoran la concurrencia de fuentes y permiten desarrollar proyectos a escala.

El documento Conpes establece un sistema de seguimiento que se realizará anualmente, con el fin de monitorear su ejecución y cumplimiento.