Municipios y departamentos prefieren endeudarse en el país y no recurrir a la banca multilateral

Entre los representantes de los organismos multilaterales resulta extraño que el Ministerio de Hacienda no avale a las entidades territoriales para que acudan a los préstamos que ellos otorgan.

POR:
mayo 26 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-26

El Gobierno tiene sus razones. La principal es la estrategia de que la mayor parte de la deuda pública se contrate en el mercado interno: no solo hay recursos suficientes aquí, sino que los desembolsos son más rápidos.

Esto sin contar con los 5 billones de pesos que tienen en caja las regiones, según el Ejecutivo.

A diferencia de otras épocas, cuando muchas regiones no estaban en capacidad de endeudarse, hoy casi todas -con excepción de Chocó- pueden hacerlo.

Pero la reticencia no es solo del Gobierno. La Federación Colombiana de Municipios señala que para las administraciones locales es mejor endeudarse internamente porque así no tienen el problema de la variación del dólar.

En el plano local, las regiones no solo cuentan con los dineros que otorgan los bancos. También están los recursos de entidades como Findeter, que desde hace dos años viene ofreciendo 500 mil millones de pesos en créditos de tasa compensada (el Gobierno financia la parte de los intereses que la región no esté en capacidad de pagar). por 500.000 millones de pesos.

En el caso de los dineros para agua potable no hay solicitudes, mientras que para vías hay solo tres requerimientos, aún sin desembolsos.

En la tendencia a no contratar créditos con la banca multilateral también hay infortunadas excepciones. Hace tres años, por ejemplo, se le dio el visto bueno a La Guajira para un crédito dirigido a agua potable que fue contratado con la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Mundial. Aunque la plata se entregó, aún no se ha ejecutado porque no hay ningún adelanto nada en el plan de agua.

"La plata está ahí, ya lleva 3 años y la entidad territorial está respondiendo, pero el Gobierno está pagando comisión por un crédito que no se usa. El dinero está en caja y no se pierde porque en el contrato quedaron pactados los diferenciales de tasa de cambio, los intereses y las sanciones por no ejecución. El banco no pierde nada, la que pierde es la entidad territorial porque está pagando un recurso que no está aportando capital", explicó Ana Lucía Villa, directora de Apoyo Fiscal del Ministerio de Hacienda.

Regiones, claves para la CAF

Entre tanto, instituciones como la CAF señalan que las regiones son claves en sus agendas. "La Corporación tiene como prioridad apoyar el desarrollo sustentable mediante el financiamiento de entes territoriales.

La CAF puede realizar operaciones de crédito con gobernaciones y municipios, con o sin garantía soberana. Aquellas que se pueden efectuar sin garantía soberana dependen de los resultados de nuestras evaluaciones, pero en ambos casos es el Gobierno el que establece la prioridad de estos financiamientos para viabilizar su concreción", señaló Víctor Traverso, representante de la entidad en el país.

Siga bajando para encontrar más contenido