De músico frustrado a escritor famoso | Finanzas | Economía | Portafolio

De músico frustrado a escritor famoso

Pasó del anonimato a estrella de la literatura gracias a El código Da Vinci, el bestseller que inspiró a una de las películas más esperadas del año (se estrena el 18 de mayo). Pero el estadounidense Dan Brown,otrora aspirante a músico, se convirtió en un autor discreto y misterioso.

POR:
mayo 13 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-13

El proceso por plagio que se emprendió en Londres contra su obra, y del cual salió airoso en abril, permitió saber más del escritor cuyo bajo perfil contrasta con el éxito y la controversia de su libro desde que se publicó en 2003. Joven, delgado, con una sonrisa amable y un corte de pelo ultra clásico, Brown sigue conservando a sus 41 años el aire del profesor de secundaria que fue hasta hace poco tiempo. El polémico escritor creció en el campus de un exclusivo internado en New Hampshire, donde su padre enseñaba matemáticas, mientras su madre se dedicaba a la música sacra tocando el órgano en la iglesia donde Dan, el mayor de tres hermanos, integraba el coro. En 1986 se graduó en Inglés y Español en la universidad de Amherst, en Massachussetts, pero tenía entre ceja y ceja continuar una carrera musical. Como pianista y cantante sacó un disco para niños, cuyas ventas se mantienen en secreto. Para desarrollarse como autor, compositor e intérprete decidió, en 1991, mudarse a California, donde conoció a Blythe Newlon, una ilustradora 12 años mayor que él con quien se casó en 1997. Durante el proceso judicial en Londres, el escritor reveló que su esposa lo había ayudado en las investigaciones: él se sumergió en todo lo que fuera tecnología y ella investigaba el campo del arte. Blythe lo alentó a lanzarse a la escritura luego de que en California no se cumplieran sus sueños como músico. Fue en esta época que nació Digital Fortress, la primera de sus obras en 1998, a la que le siguió dos años después Angeles y demonios, sin que las ventas lograran despegar. Pero Brown, miembro de Psi Upsilon, una de esas fraternidades estudiantiles estadounidenses que comparten códigos y rituales, se sumergió en el estudio de temas que mezclaban esoterismo, nuevas tecnologías y suspenso, que terminaron por inspirar a su personaje fetiche, el profesor de semiología Robert Langdon. Su cuarto de hora llegó con la publicación de El código Da Vinci que ha sido traducido a 44 idiomas. NOVEDAD ESCRIBIR. Ahora el multimillonario Dan Brown, que admira a “John Steinbeck por sus descripciones, a Robert Ludlum por sus intrigas y a Shakespeare por su estilo”, trabaja en un próximo libro, otra vez con Robert Langdon como héroe. Pero en esta oportunidad promete “explorar la historia escondida” en la ciudad de Washington y la cual podrán conocer sus seguidores en 2007.

Siga bajando para encontrar más contenido