Nace planta extractora de aceite de palma en N. de Santander

Otro de los beneficios que tendrá esta planta, en términos de competitividad, es la reducción de los costos de transporte.

Palma

Archivo Portafolio.co

Palma

POR:
agosto 14 de 2012 - 11:28 p.m.
2012-08-14

En un mes empezarán a ejecutarse las obras civiles de la planta extractora de aceite de palma africana, la cual estará ubicada en el corregimiento Campo Dos, en Tibú (Norte de Santander), y cuyo montaje tardará, aproximadamente, un año.

El proyecto hace parte de las estrategias de expansión del cultivo de palma africana de la Promotora Hacienda las Flores, el principal socio comercial de los palmicultores del Catatumbo, que dispone de un presupuesto de 25.000 millones de pesos, financiados a través de créditos bancarios, para el montaje de la factoría, la primera que funcionará en el departamento.

“El sector bancario privado está muy deseoso de financiar la planta, en la que nosotros pondremos el 40 por ciento y el 60 por ciento se va a financiar”, dijo Carlos Murgas Guerrero, presidente de la extractora Catatumbo.

El programa productivo agrupa 14 asociaciones de cultivadores, de las que se benefician cerca de 1.900 familias de Norte de Santander, donde existe un total de 17.000 hectáreas sembradas.

La planta estará ubicada en un terreno de 20 hectáreas y vinculará en su primera etapa a 75 trabajadores directos.

“En la medida en que la producción agrícola vaya en aumento y pase de 12.600 a 50.000 hectáreas, en cinco años se consideraría la construcción de una segunda planta, una refinería y una planta de biodiésel”, anunció Murgas Guerrero.

Según los cálculos, la extractora permitirá obtener el 24 por ciento por cada tonelada de fruta y producir 25.000 toneladas de aceite de palma mensuales, los cuales serán empleados para la producción de biodiésel y comestibles para el consumo del mercado nacional.

“La construcción de esa planta extractora de aceite de palma será determinante para industrializar el Catatumbo. Con este gran proyecto de aceite, vamos a volver productivas tierras que estuvieron dedicadas al culvito de coca”, precisó Murgas, quien además dijo que la extractora será construida con ingeniería 100 por ciento colombiana y será, según sus constructores, la más rápida que habrá en el país, con menos pérdidas en los procesos y con los mejores porcentajes de extracción de la fruta.

La construcción tardará, aproximadamente, un año.

Siga bajando para encontrar más contenido