Más nacionalizaciones en Venezuela

Caracas/AFP. El Ministerio de Energía de Venezuela anunció ayer la expropiación de otras 35 empresas de servicios petroleros, que operaban principalmente en el Lago de Maracaibo y que se suman a 41 que ya habían sido tomadas por el Estado.

POR:
mayo 21 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-21

La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) fue instruida para que tome “el control de las operaciones y la posesión inmediata de las instalaciones, documentación, bienes y equipos” de estas empresas, según la Gaceta Oficial publicada ayer. Del total de compañías a ser expropiadas, la mayoría son empresas de servicio de transporte de personal y materiales, así como de mantenimiento y remolque de barcazas. También se incluyen contratistas de muelles y diques. El consorcio Simco, con participación de la estadounidense Wood Group, aparece entre la lista de expropiables como la única de capital extranjero. Prestaba servicios de inyección de agua para el mantenimiento de yacimientos petroleros. Según la Gaceta Oficial, el Ministerio de Energía “se reserva el derecho de determinar otros bienes, servicios de empresas o sectores y empresas afectadas” por otras expropiaciones. La Asamblea Nacional (Parlamento) de Venezuela aprobó a principios de mayo una ley que otorga al Estado el control de actividades ligadas al sector de hidrocarburos, que ha permitido estas tomas. El presidente Chávez encabezó la toma de las primeras 39 empresas en el Lago de Maracaibo. Paralelamente fueron expropiadas en el estado Monagas otras empresas de servicios petroleros, incluyendo dos plantas de la estadounidense Williams. Antes de la aprobación de esta nueva ley, el Estado se reservaba únicamente las actividades de exploración y producción en hidrocarburos. Desde el 2007 y con el objetivo de controlar la actividad petrolera, el Gobierno instauró un sistema de empresas mixtas en la riquísima Faja petrolífera del Orinoco entre Pdvsa y firmas extranjeras, en las que la estatal es siempre mayoritaria. No al recorte presupuestario Sectores universitarios, respaldados por partidos opositores y la prensa, marcharon ayer en Caracas en rechazo al recorte presupuestario fiscal global decidido por el presidente venezolano, Hugo Chávez, que también afecta a la educación superior. La marcha desde la Universidad Central (UCV), que alberga a unos 60.000 estudiantes, hasta el Ministerio de Educación Superior congregó a varios miles de personas.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido