Nadal-Federer: rivales para rato

De la final de Wimbledon 2008 se hablará durante mucho tiempo, a menos que Roger Federer y Rafael Nadal se encarguen ellos mismos de superarla. Y, teóricamente, eso podría ocurrir dentro de dos meses en la final del Abierto de Estados Unidos.

POR:
julio 08 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-08

La rivalidad entre Nadal y Federer lo único que promete es ponerse mejor, y llevar al tenis a alturas insospechadas. Federer tiene 26 años y Nadal 22, y da la impresión que por siempre estarán enquistados en los dos primeros lugares de los rankings, lo que asegura a corto plazo que deben estar en los lados opuestos de las llaves de los torneos. Olvídese de Borg-McEnroe o McEnroe-Connors o Sampras-Agassi. Ninguno de esos dúos o cualquier otro en los 40 años que lleva la era de los torneos abiertos lograron disputar seis finales en los Grand Slams, lo que Federer y Nadal ya han superado. Tampoco fueron capaces de animar un electrizante duelo de 4 horas y 48 minutos en Wimbledon, como el flamante campeón Nadal y Federer hicieron el domingo, un clásico de clásicos que se inclinó a favor del español con un marcador 6-4, 6-4, 6-7 (5), 6-7 (8), 9-7. Ninguna otra final en Wimbledon había durado tanto, lo cual dice mucho al considerar que el torneo en césped se disputa desde 1877. LA QUE SIGUE Federer estuvo a dos puntos de convertirse en el primer hombre desde los años 80 en ganar seis veces seguidas el torneo. Nadal se erigió como el primero, desde Bjorn Borg en 1980, en coronarse campeón del Abierto de Francia y Wimbledon en el mismo año. El tenis desplegado en ambos fue de primera clase. Federer y Nadal tienen estilos y personalidades diferentes, algo visible hasta en los atuendos: el saco abierto y sobrio del suizo y la camiseta sin mangas del español. Al final, Federer tuvo que asimilar su primera derrota en Wimbledon y en cualquier cancha de césped desde el 2002. El suizo ganó 40 partidos seguidos en All England Club, y un récord de 65 seguidos en la superficie. La derrota fue un golpe al empeño de Federer de alcanzar a Pete Sampras tanto en títulos en Wimbledon (Federer tiene cinco y Sampras siete), como en número de coronas del Slam (Federer suma 12, Sampras 14). El duelo también abre el compás en el debate sobre cómo calibrar las carreras de Federer y Nadal. Después de todo, ¿se puede decir que Federer es el mejor jugador de la historia si tiene un récord en contra ante Nadal? El español aventaja 12-6 la serie particular, incluyendo 10-4 en finales y 4-2 en finales de los Slams. Nadal, cuatro veces campeón del Abierto de Francia, finalmente puede decir que ya ganó un Slam fuera de la arcilla de París. Su siguiente desafío es demostrar que puede hacerlo en los Slams en canchas de cemento. Fue semifinalista en enero en el Abierto de Australia, pero no ha podido pasar más allá de los cuartos de final en Estados Unidos, el cual arrancará el 25 de agosto. DE BAJA Un día después de ganar el título de Wimbledon por primera vez, Rafael Nadal se retiró ayer del torneo de Stuttgart por dolencias no especificadas en la rodilla. El español, número dos del tenis, viajó a Stuttgart para informarle a los promotores en persona sobre su retiro del torneo en arcilla del cual es el campeón vigente. “Llevo cuatro, cinco meses sin pausa. Tengo que tomar un descanso”, dijo Nadal, quien se someterá a exámenes físicos y a reposo según la recomendación de los médicos. Los organizadores lamentaron la baja de Nadal, así como la de otros jugadores. Esto obedece en buena medida a que el torneo se disputa apenas finaliza Wimbledon, pero confían que el problema se resuelva el año que viene con una nueva fecha dentro del calendario del tour de la ATP. ''Puede que la gente esté contenta con este partido pero yo no. Estoy decepcionado, roto. Sin duda fue un buen partido para verlo”. Roger Federer, tenista '' Creo que he presenciado el partido más grande que he visto nunca. El drama, la calidad y la forma en la que terminó...” John McEnroe , ex tenista. '' No me podía ir de este mundo sin que ganase otro español. Ha sido fantástico que haya ganado Rafa porque es un hombre tan especial”. Manolo Santana, ex tenista. En la línea de sucesión de los más grandes Su triunfo ante Roger Federer, el mejor tenista de la actualidad y ganador de las cinco ediciones anteriores de Wimbledon, demuestra que el español Rafael Nadal esta más cerca que nunca de suceder al elegante suizo y que ya no es un jugador solo para triunfar en tierra. Era el gran sueño de Rafa Nadal: ganar en la pista central del All England Club de Londres y hacerlo ante el número uno del mundo, y lo ha logrado. Con un aire de titán, con una fuerza descomunal cada vez que devuelve la pelota, el ‘pirata zurdo’, como se le conoce por su indumentaria y por jugar con la mano izquierda, está a un paso de convertirse en uno de los mejores jugadores del tenis de la historia. Tras su triunfo en Wimbledon, este joven de 22 años nacido en Manacor (Mallorca, España) gana su segundo Gland Slam de la temporada, tras hacerlo en Roland Garros, convirtiéndose en el tercer jugador que triunfa en ambos torneos en un mismo año dentro de la Era Open, instaurada en 1968, después de Rod Laver (1962) y Bjorn Borg (1978, 1979 y 1980). Nadal y Federer se enfrentaron por primera vez en el 2004 y desde entonces el español y el suizo han disputado 18 partidos, de ellos 14 finales (6 en Gland Slam), con 12 victorias para Nadal y 6 para Federer. A sus 22 años y con 29 títulos en su palmarés más una Copa Davis (2004), Nadal no parece tener límites. Sólo el gran sueco, Bjorn Borg, consiguió más títulos a su edad, 35 y una Copa Davis. Su gran rival, Federer, solo había conseguido nueve a la edad actual de Nadal. Debutante como profesional en 2001, este tenista de 1,85 centímetros de altura y 85 kilos de peso, gran aficionado al golf e hincha del Real Madrid, es ya el tenista español con más títulos. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido