Cómo navegar los primeros 90 días en un nuevo empleo

Una visita previa y una actitud proactiva, entre otras cosas, lo ayudarán a superar cualquier obstáculo que se le cruce

POR:
mayo 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-30

¿Está a punto de estrenar empleo?  Empiece con el pie derecho preparándose con antelación para los primeros meses en el trabajo.  Eso puede ayudarle a superar cualquier obstáculo o sorpresa que se le cruce para alcanzar el éxito.

"Durante las entrevistas, uno tiene una idea de lo que será su trabajo, pero no siempre resulta como se imagina", dice Cathy Benko, directora general de talento en Deloitte & Touche LLC, una de las cuatro firmas más importantes de contaduría basada en Nueva York. Considere estos consejos para lograr una transición tranquila.

Conozca a sus colegas con anticipación Demuestre su interés de empezar reuniéndose con la gente con la que trabajará antes de su primer día en la ofi cina, recomienda Kimley Primavera, directora de reclutamiento en Capital H. Group, una firma de consultoría en recursos humanos. Pocos profesionales realizan este esfuerzo y quienes lo hacen frecuentemente generan una primera impresión muy favorable. "Cuando vemos que los recién contratados tienen la iniciativa de organizar reuniones antes de empezar, quedamos muy impresionados", agrega.

Es más, el nuevo empleado puede descifrar más rápido el tipo de comportamiento y reglas no formales, apunta Primavera. Por ejemplo, puede descubrir que el correo electrónico es la forma de comunicación preferida o que se espera que todos asistan a reuniones matutinas, aunque en teoría sean opcionales.

Sea humilde

No importa qué tan talentoso o experimentado sea, siempre hay una curva de aprendizaje que seguir, dice John LeBlanc, vicepresidente de recursos humanos y gerente de producto en Jeff erson Wells International, un proveedor de servicios profesionales incluyendo auditoría interna y gestión de riesgo tecnológico. "No hable más de lo que escucha", recomienda.  Esto puede ser particularmente difícil si usted era considerado un experto en su anterior empleo.

No contenerse, al menos al principio, le hace parecer que "está
diciendo a todos que lo sabe todo y que no es sensible a las reglas de la empresa", dice LeBlanc Cuide lo que dice Evite divulgar cualquier información confidencial respecto de su anterior empleador, incluso si no tiene limitaciones legales, advierte Peggy Klaus, una asesora de ejecutivos en Berkeley, California. Es probable que sus colegas cuestionen su integridad si divulga información, observa.

Intente resaltar los aspectos positivos cuando ofrezca información interna de sus anteriores empleadores.

Distíngase

Puede ser difícil exceder las expectativas de su jefe al iniciar su empleo, pero hay pequeñas maneras en que puede sobresalir, sin convertirse en un adulador, dice LeBlanc. Por ejemplo, alce la mano si su jefe pregunta por alguien que pueda hacer algo extra. O complete sus asignaciones un día antes de la fecha límite.  Evite ir muy lejos al tratar de impresionar a su jefe, agrega Paul Hellman, presidente de Express Potential, una fi rma de consultoría especializada en mejorar el desempeño del lugar de trabajo.

"Resista esa vulnerabilidad emocional de los primeros 90 días que hacen propensa a la gente a saltar muy rápido", dice.  "Usted no tiene que demostrar que es un superhéroe".

Pida retroalimentación

Durante el primer mes pregunte la opinión de su jefe sobre su trabajo cada semana, recomienda Le-Blanc. Luego pregunte cada dos o tres semanas para evitar dar la impresión de que carece de confi anza en sí mismo. Asimismo, descubra qué se espera de usted en las semanas venideras, si es que no está claro.  Con algunos gerentes, "no sabrá a menos que pregunte".

Forje una red de apoyo

Conozca, y mantenga el contacto, con profesionales en roles de apoyo en la empresa, recomienda Benko. Incrementará sus posibilidades de obtener su ayuda rápidamente cuando la necesite porque entonces la petición no vendrá de un desconocido, explica. "Ninguna persona es una isla en una organización", dice. "Al fi n de cuentas, usted necesita ser capaz de pedirle ayuda a alguien". Asimismo, busque un mentor dentro de la organización, sugiere
Primavera.

Primero revise si su empleador tiene un programa formal para coordinar a los empleados con consejeros. Si no, tome la iniciativa y encuentre a alguien en un puesto al que usted aspira llegar en unos años.

Planee una estrategia para los primeros tres meses. Cerca del plazo, empiece a fijarse metas profesionales a largo plazo
y compártalas con su jefe, recomienda LeBlanc

Siga bajando para encontrar más contenido