‘Necesitamos un entorno tributario que dé rentabilidad’

El presidente y director ejecutivo global de Tenaris, Paolo Rocca, propone revisar el esquema de impuestos del país para facilitar las inversiones en el renglón de la explotación de crudo. Además, sostiene que la industria mundial de servicios se está reorganizando.

Finanzas
POR:
mayo 25 de 2015 - 12:25 p.m.
2015-05-25

Mientras que los últimos meses no han sido fáciles para la industria petrolera mundial ni para las compañías proveedoras de servicios por cuenta de la estrepitosa caída de los precios del petróleo, el presidente y director ejecutivo de Tenaris (el fabricante más grande del mundo de tubos para la industria petrolera), Paolo Rocca, presidente global tubos Tenaris ve el panorama con prudencia.

En diálogo con Portafolio, el empresario italiano dijo que Colombia debe hacer una revisión de su esquema tributario.

¿Cómo ha impactado la actual coyuntura de precios del petróleo?

Decimos que la situación se ha puesto muy difícil a partir de los últimos meses del año pasado. El precio del petróleo perdió un 50 por ciento de su valor. Yo creo que ahí hay una razón de fondo y es el incremento de la producción de los shale americanos (en los últimos cuatro años, agregaron más de un millón de barriles por día). No creo que esta sea una crisis temporal.

Los equipos de perforación están cayendo en todo el mundo casi un 50 por ciento. En Colombia, los precios también han bajado en el mismo porcentaje. Entretanto, la producción de petróleo de Estados Unidos no se ha reducido, pero se está nivelando. En el segundo semestre del 2015 se daría una contracción de la producción en EE.UU. y en el resto del mundo.

En el 2016 veremos si hay equilibrio entre oferta y demanda para generar mejores precios del petróleo.

¿Cuáles es la perspectiva de los fabricantes de tubos para hidrocarburos?

La crisis y el cambio en el mundo del petróleo y del gas, está generando una transformación estructural en los proveedores. Las inversiones en exploración y producción están cayendo 30 por ciento en EE. UU. y 15 por ciento, afuera de ese país. Tenaris es el mayor proveedor de tubos para la actividad petrolera.

Bajo este entorno, ¿cómo se dio la ampliación de las operaciones en Cartagena?

Las inversiones que se realizaron fueron de US$240 millones. La construcción de la planta la hizo Greenfield junto a las instalaciones existentes. Esta decisión se había tomado hace dos años en otra condición.

A pesar de la crisis, decidimos seguir invirtiendo en esta planta porque pensamos que Colombia es un país que tiene un presente pero también un futuro petrolero. Es el tercer país de América Latina en producción petrolera y cuenta con oportunidades en perspectiva para desarrollar más el sector en varios de los campos y off shore.

Esta planta es la más grande de la Región Andina y tiene tecnología de última generación que no poseemos en otras plantas del mundo. La inversión es muy importante para el país.

Una de las banderas del Gobierno es la recuperación industrial. Se ha insistido mucho en que ese sector sea protagonista...

Nosotros compartimos plenamente esto. El desarrollo industrial es el factor extraordinario de progreso para el nivel de empleo y para el progreso económico y social de las comunidades que rodean nuestras instalaciones. Creemos firmemente que el desarrollo industrial es un motor indispensable para Colombia. El Gobierno nos ayudó tomando acciones contra las importaciones desleales de acero.

Aparte del tema de competencia desleal, ¿les preocupan las cargas tributarias del país?

Yo creo que en todos los países de Latinoamérica el tema de encontrar herramientas impositivas que promuevan la inversión y la competitividad del país en lugar de afectarla, es un asunto claro.

El Gobierno tiene que considerar todas las herramientas, como la desgravación tributaria para las nuevas inversiones y la eliminación de impuestos distorsivos dentro del país. En toda Latinoamérica encontramos niveles impositivos relativamente altos y muchos impuestos distorsivos que afectan temas como el transporte.

Otro aspecto relevante es el nivel de impuestos sobre la actividad productiva. Hoy, teniendo en cuenta el cambio estructural en el precio del petróleo, poder promover proyectos exploratorios, desarrollo de recursos con reducción de la carga impositiva.

Ese tema lo está mirando el Gobierno, pero es un asunto relevante para las decisiones de inversión del Grupo Techint en Colombia. Necesitamos un entorno tributario que dé rentabilidad a las inversiones en el petróleo. La situación de hoy es distinta a la de hace dos años y hay que tenerla en cuenta para diseñar la política tributaria.

¿Cómo luce el panorama para exportar tubos desde la costa colombiana hacia otras zonas de la región?

El mercado más próximo y natural de una planta como esta, es Venezuela. El tema con ese país son los pagos. No es fácil llegar allá y lograr que cumplan con sus obligaciones.

Después, está el mercado más grande del mundo que es Estados Unidos. Seguramente, en el curso del año que viene no será fácil exportar desde Colombia hacia EE.UU. porque el mercado mismo de ese país por la reducción del inventario y la caída de la perforación se ha reducido enormemente. En el tiempo esta planta tendrá un lugar en la exportación de productos de valor agregado a Norteamérica.

Adicional a Colombia, ¿qué otros mercados de la región son atractivos para la compañía?

Ecuador tiene una industria petrolera importante y Perú, en menor medida. La prioridad para esta planta (de Cartagena) es un abastecimiento efectivo con niveles de servicio y un amplio portafolio de servicios para la industria colombiana.

Héctor Sandoval D.

Economía y Negocios