Negociación del mínimo terminó para patronos

Los empresarios ofrecieron un 4 por ciento y no volverán a la mesa. La oferta es insuficiente, dicen los trabajadores. Reajuste lo definiría el Gobierno.

Negociación del mínimo terminó para patronos

Prensa Mintrabajo

Negociación del mínimo terminó para patronos

POR:
diciembre 16 de 2013 - 02:44 p.m.
2013-12-16

Con la decisión de los gremios empresariales de no volver a la mesa de negociación del salario mínimo para el año entrante, pues a su oferta ayer de aumentar un 4 por ciento no le adicionarán ni un céntimo, el reajuste tendrá que hacerlo unilateralmente el Gobierno.

En la sesión de ayer lunes de la Comisión de Concertación de Políticas Laborales y Salariales, los voceros de las centrales obreras se mantuvieron en su petición de que la remuneración básica, hoy en 589.500 pesos, se incremente en 6 por ciento, una reducción de dos puntos frente a su posición inicial de 8 por ciento.

Como los trabajadores no están dispuestos a aceptar el ofrecimiento de los empleadores (23.580 pesos mensuales, con lo cual el mínimo del 2014 sería de 613.080 pesos), ni estos a reconsiderar algo más, en la práctica lo que hay es un rompimiento de las negociaciones, aunque las organizaciones sindicales confían en que los dirigentes empresariales regresen a la mesa.

“Los empresarios no volverán a la mesa de negociación de aumento de salario mínimo”, afirmó el presidente del Consejo Gremial y de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía, pues –enfatizó–, ya se hizo una oferta, “de la cual no nos vamos a mover”.

Los presidentes de la Confederación CGT y la CTC, Julio Roberto Gómez y Miguel Morantes, respectivamente, señalaron que la propuesta de los empleadores no colma las aspiraciones de la clase obrera.

“La oferta es respetable, pero está lejos de cumplir las expectativas de los trabajadores, que llegamos a esta negociación con el mejor ánimo de concertar el reajuste”, expresó Gómez.

La petición de las centrales del 6 por ciento equivale a un incremento de 35.370 pesos, que, frente a la iniciativa de 23.580 pesos de los empresarios, significa una diferencia de 11.790 pesos.

Pese a que, como se señaló, las cartas están echadas, el ministro del Trabajo, Rafael Pardo, seguirá el formalismo que impone le ley y esperará hasta mañana a que los voceros de los trabajadores y los empleadores le envíen los escritos donde sustenten las posiciones que sostuvieron en la Comisión.

Una vez recibidos esos documentos, el Gobierno los analizará con mucho detalle y, si ve que existe alguna posibilidad de acercar a las dos partes, las llamaría nuevamente a sentarse a la mesa de negociación, siempre con miras a lograr concertar el reajuste.

NEGOCIADORES EXPLICAN

Para Julio Robert Gómez, presidente de la CGT, el aumento del salario que devengan cerca de 1,3 millones de personas debe ir haciendo del mínimo un ingreso decoroso para los hogares, y las condiciones sociales, económicas y políticas son propicias.

Rafael Mejía, presidente del Consejo Gremial, dice que la oferta empresarial se fundamenta en la necesidad de aumentar la ocupación y mantener la creciente formalidad que está logrando el mercado laboral. Subir más echaría por la borda esos avances.

Siga bajando para encontrar más contenido