'No podemos negociar valores, creencias y modelos del país'

María Ángela Holguín le advirtió a Venezuela que el diálogo no implica modificar la estructura política y económica.

María Ángela Holguín, canciller colombiana.

Archivo particular

María Ángela Holguín, canciller colombiana.

Finanzas
POR:
septiembre 04 de 2015 - 12:28 a.m.
2015-09-04

La canciller María Ángela Holguín le advirtió este jueves a Venezuela que el hecho de que Colombia esté abierta a un diálogo para superar la dura crisis humanitaria que hay en la frontera, no significa que se piense en negociar el modelo de Estado que tiene el país y que ha rendido frutos que en territorio vecino no se han dado.

Holguín, en tono enérgico, aseguró que el Gobierno continuará con la atención y protección a las personas que han sido expulsadas de Venezuela a través de procedimientos que atentan contra sus derechos humanos, y a la vez enfatizó que es necesario que el país bolivariano entienda que se necesita un compromiso bilateral para controlar la problemática de la región limítrofe.

“No podemos negociar los valores, las creencias y los modelos económicos y políticos del país”, advirtió la Canciller, quien enfatizó que hay aspectos claves y fundamentales que “no se pueden cambiar porque un país lo pida”.

Holguín le recordó que, por ejemplo, el tema del contrabando no se puede controlar si no hay acciones conjuntas, pues al subsidiar productos en lugar de gente de escasos recursos facilitan este tipo de actividades ilegales. Dijo que mientras un kilo de jabón cuesta en el país vecino unos 89 pesos, en Colombia se vende por casi 6.000.

“Mientras ustedes sigan subsidiando los productos es muy difícil que podamos hacer algo en la lucha contra el contrabando. Que subsidien a los pobres, pero no a los productos”, dijo la funcionaria en referencia al diálogo que tuvo con su homóloga venezolana, Delcy Rodríguez, durante la cita bilateral de hace una semana en Cartagena.

Lo que generó esta dura respuesta de la Canciller, que cuenta con todo el respaldo del presidente Juan Manuel Santos, fueron unas declaraciones que el presidente Nicolás Maduro dio desde China, donde aseguró que supuestamente el Palacio de Miraflores tendía seis puntos que había presentado como condiciones, lo cual, dijo Holguín, no es verdad.

La Canciller aseguró que fueron cuatro los temas planteados por Caracas: contrabando, bandas criminales, taza cambiaria y control de los medios de comunicación. Del primero, respondió que se necesita una lucha conjunta y que las autoridades venezolanas aplazaron 14 reuniones para analizar el tema.

Del segundo, les recordó a los venezolanos que el paramilitarismo como tal no existe desde la Ley de Justicia y Paz y que lo que hay son bandas criminales que para enfrentar en la frontera se requiere de un trabajo conjunto. Del tercero, recordó que en Colombia hay libertad cambiaria, controlada por la Dian y la Uiaf, mientras que en el país vecino hay tres tazas de cambio y todas manejadas por el Estado. Y del cuarto fue enfática que en nuestro país hay y habrá siempre libertad de prensa.

Holguín dijo que Caracas “pidió ejercer mayor control de los medios de comunicación, a lo que se le respondió que aquí hay libertad de expresión y eso no se discute ni lo vamos a hacer con Venezuela”. Y enfatizó: “A los colombianos no los van a tratar como si no tuvieran un país que los defienda”.

Finalmente, la Canciller reiteró que para un cara a cara entre Santos y Maduro se deben cumplir primero tres condiciones humanitarias que esbozó el Jefe de Estado colombiano: la implementación de un corredor humanitario, la recuperación de las pertenencias de los ciudadanos expulsados y el cumplimiento de los protocolos mínimos de deportación.

POLÍTICA