El negocio de comprar bancos en quiebra y reanimar el crédito a la comunidad

El negocio de comprar bancos en quiebra y reanimar el crédito a la comunidad

POR:
abril 09 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-09

Desde principios de 2008, 37 bancos del estado de Georgia han quebrado. Ahora, Joe Evans intenta resucitar a ocho de ellos.

Evans es presidente de State Bank & Trust Co., una entidad en la ciudad de Macon, Georgia, con US$2.500 millones en activos y 22 sucursales. Desde los agitados suburbios de Atlanta hasta la pequeña ciudad de Gray, Evans compró seis bancos quebrados en un solo día en julio de 2009 y dos más en enero, todo con la premisa de que la gente aún quiere creer en los bancos de su comunidad. Sólo otra institución financiera, U.S. Bancorp, de Minneapolis, ha adquirido más bancos difuntos en Estados Unidos
desde que empezó la crisis de la industria.

Es difícil percibir las oportunidades en medio de almacenes vacíos y letreros de "Se vende" que recuerdan el imprudente auge inmobiliario que atrapó a Georgia, el estado con más bancos quebrados durante la actual crisis. Pero Evans está ansioso por otorgar préstamos y tiene mucho dinero para hacerlo. En una emisión de deuda privada recaudó US$300 millones, lo que convirtió a State Bank en uno de los bancos mejor capitalizados del país.

Evans explica que los bancos son víctimas inevitables de las crisis económicas y por qué la recuperación subsiguiente los convierte a varios de ellos en atractivos blancos de compra. "No hay mucho que hacer más que reducir la deuda y sentar las bases de donde empezar a crecer".

Resucitar bancos quebrados en EE.UU. puede ser un gran negocio, en parte porque la Corporación Federal de Seguros de Depósitos está dispuesta a absorber la mayor parte de las pérdidas de préstamos incobrables. Estos acuerdos de pérdidas compartidas ayudaron al gobierno a deshacerse de bancos indeseados y a los compradores a recuperar la rentabilidad de las instituciones más fácilmente.

Como resultado de los bancos que adquirió, State Bank tuvo una ganancia neta de US$19,2 millones en el cuarto trimestre, frente a una pérdida de US$361.000 en el mismo período del año previo.

Gran parte de lo que Evans piensa sobre el negocio de la banca tiene que ver con su crianza en una finca láctea y la cercanía de su familia que dirigía un banco orientado a los agricultores. Empezó su carrera en la industria en 1971 como aprendiz de gerencia en un predecesor de SunTrust Banks Inc., la joya de los bancos de Georgia.

Evans se ha propuesto recuperar los principios de la banca, como la prudencia, la seguridad y las relaciones personales, que pasaron a segundo plano a medida que la burbuja inmobiliaria fue creciendo. El banquero, que critica a los ejecutivos que se obsesionaron con el precio de la acción, dice que los compradores de bancos difuntos tienen el deber de reactivar el crédito. Dos semanas después de haber comprado seis bancos, State Bank otorgó préstamos a cuatro distritos escolares. "He visto lo que les pasa a los pueblos que se quedan sin un banco comunitario", dice.
Thad Childs, un alto ejecutivo heredado por State Bank de un banco que compró, se mudó de la oficina que ocupó por 25 años a una sucursal de Macon, donde Evans quiere que propague un "ambiente de comunidad" entre otras oficinas de la zona. Cada gerente de sucursal deberá concentrarse en la gente ocho kilómetros a su alrededor.

"Es casi una negligencia financiera no hacer lo que más le conviene a los clientes", dice Childs.

Siga bajando para encontrar más contenido