Algunos negocios que moverá la construcción durante este año que comienza

Aunque el año pasado el PIB sectorial fue estimulado fuertemente por el subsector de obras civiles, en el 2010 la tendencia se va a revertir y se espera que las edificaciones tengan buen desempeño.

POR:
enero 15 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-15

Tras un comienzo de año lleno de incertidumbre, el sector constructor se reinventó en el 2009 y superó las expectativas en ventas, nuevas obras y esquemas de negocios, que le permitieron cerrar el tercer trimestre con un incremento del PIB cercano a 14 por ciento.

Las obras civiles fueron responsables de ese comportamiento; en contraste, el subsector de edificaciones cayó pero logró mantenerse sin mayores contratiempos, con la expectativa de que el 2010 será el año de la consolidación de figuras como el leasing habitacional, la propiedad fraccionada y construir para arrendar (especialmente en comercio), entre otras.

De hecho, hay consenso en la necesidad de impulsar el leasing, especialmente, en el rango de vivienda de interés social (VIS).

"Las entidades que ofrecen este producto -por medio del cual una persona firma un contrato de arrendamiento por 15 años, con opción de compra- se han concentrado en estratos altos. Pero hoy es necesario pensar en iniciativas que permitan extenderlo a los estratos 1 y 2", dijo Martha Pinto de de Hart, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción.

Al respecto, algunos analistas identificaron como inconvenientes el hecho de que el arrendatario no pueda ceder el contrato ante alguna eventualidad o, en caso dado, al asumir la opción de compra, poder prepagar.

Aun así, el tema quedó planteado, susceptible de ajustes para atender a la gente de menos ingresos.

En comercio

Otra inversión que ha tomado fuerza es la construcción de comercio para arrendar o la compra de locales para obtener rentabilidad a través del alquiler.

"Esta figura, que ha hecho carrera en el mundo, poco a poco se posiciona en Colombia, especialmente porque los comerciantes que optan por el arriendo obtienen mayor liquidez y usan su capital para la razón de ser de su negocio y no en la compra de finca raíz", asegura Aurora Turriago, directora de mercadeo de la multinacional Colliers International.

Las compras bajo este esquema generalmente están a cargo de grandes inversionistas o fondos de inversión que, de hecho, se dedican exclusivamente a las transacciones de finca raíz.
Incluso, existen empresas y marcas reconocidas como Mc Donald's o Arturo Calle, entre otras, para las que el mercado inmobiliario se ha convertido en parte de su negocio.

Y este año, con nuevos centros comerciales como Innovo, en Duitama (Boyacá); Punta del Este, en Cali, y Centro Mayor, Calima y Titán Plaza, en Bogotá, este mercado se consolidará, aún más, si se tiene en cuenta que otra tendencia es integrar centros empresariales e incluso, hotelería.

Lo importante de estas movidas es que hay oferta para personas sin gran capital, pero con ganas de invertir. Tal es el caso de la titularización, una figura que no es nueva y de la que la compañía Oikos es pionera en el país.

"Les ofrecemos la posibilidad de comprar títulos en un edificio de 10.000 millones de pesos y ser dueña de una porción", anota Gabriel Díaz, presidente de la firma.

Invertir en fracciones

La propiedad fraccionada es otra figura que gana terreno en los mercados constructor e inmobiliario. "Es un sistema flexible de titularidad conjunta con propietarios 'socios' de un mismo bien inmueble, en donde cada persona o familia puede ser dueño de una propiedad pero a una fracción del precio total", comenta Felipe Valencia, gerente de Condival, firma que comercializa El Santísimo, en Cartagena, bajo este esquema. Una figura similar se aplica en proyectos de hotelería y oficinas.

Por ejemplo, en Capital Towers, en Bogotá, se adquieren fracciones de un derecho fiduciario de 'suites' hoteleras o de oficinas. "La idea es que al finalizar la obra (en un año), el inversionista reciba unos beneficios que dependen de la ocupación del hotel, pero que se proyectan superiores a los de la finca raíz en general", asegura el empresario Luis Fernando Correa.

Siga bajando para encontrar más contenido