Nestlé es acusada en Venezuela de acaparamiento

La oficina venezolana de defensa del consumidor multó a Nestlé con 88.000 dólares y ordenó que las toneladas de leche que supuestamente acaparaba sean distribuidas.

POR:
diciembre 05 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-12-05

El gubernamental Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis) informó de la multa a la multinacional la semana pasada y detalló en un comunicado que la filial incurrió "en boicot y acaparamiento de productos alimenticios". Arquímedes Barrios, coordinador de Indepabis en Anzoátegui, estado del noreste venezolano, donde Nestlé tiene sus almacenes, dijo que la empresa recibió un cargamento de 10 toneladas el pasado 24 de noviembre y otro de 15 toneladas hace cuatro días, pero que no los distribuyó alegando que no tenía medios de transporte para ello. "Al movilizarse los camiones de la Guardia Nacional Bolivariana para cumplir esa tarea, aparecieron diez vehículos de la compañía", aseguró Barrios. Ordenó, tras ello, la distribución supervisada del producto en Anzoátegui y los estados vecinos de Sucre y Monagas y anunció que "igual procedimiento se aplicará con otras 13 toneladas de leche en polvo que llegaron el viernes a los almacenes de la empresa". Como medida suplementaria, Indepabis también decidió "mantener la supervisión sobre todos los productos" que en los próximos días lleguen a Nestlé, lo que incluirá que "se fiscalizará su venta a la población", añadió el funcionario. La semana pasada, a la multinacional Parmalat también le fueron requisados unos cargamentos de lácteos hallados en bodegas y vehículos, lo que provocó una polémica en la que participó directamente el presidente venezolano, Hugo Chávez. Parmalat se disculpó dos días después con el presidente, quien también la acusó de acaparamiento y adicionalmente de pretender "ridiculizar al Gobierno". En un comunicado dirigido a Chávez, la multinacional de origen italiano, una de las principales abastecedoras de las redes estatales y privadas de alimentos, dijo que le ofrecía sus "más sinceras disculpas" y su compromiso "con la seguridad agroalimentaria del país". Chávez le censuró que en un primer comunicado la empresa negara el acaparamiento de cientos de toneladas de lácteos y tildara de "extraño" que se optara por requisar.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido