¿New Deal 2009?

A veces pareciera que la historia de los pueblos se repite. La elección presidencial de E.U. de 1932 fue arduamente disputada entre el entonces presidente republicano Herbert Hoover y el candidato demócrata Franklin Delano Roosevelt, comparable en algún grado a la carrera presidencial actual entre los candidatos Barack Obama, demócrata, y John McCain, republicano.

POR:
noviembre 05 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-05

Entre 1929 y 1932, la economía norteamericana caía el 38 por ciento en medio de la Gran Depresión, con 12 millones de desempleados en las calles. La sucesiva quiebra de los bancos comerciales era la noticia de cada día, pues más de 6 mil entidades financieras no volverían ver el amanecer en Wall Street. La situación actual si bien es distinta, contiene varias similitudes: la economía estadounidense decreció 0,3 en el tercer trimestre del 2008 y registra 9,5 millones de desempleados. El sistema financiero estadounidense vio desaparecer totalmente la banca de inversión y fue testigo de excepción de la quiebra de 17 entidades financieras, algunas de ellas de prestigio y tradición como Lehman Brothers. Roosevelt ganó las elecciones y asumió la presidencia en marzo de 1933; en su discurso inaugural, manifestó que “la única cosa a la cual le debemos tener miedo es al miedo mismo”. En los célebres primeros 100 días de gobierno, Roosevelt sentó las bases del New Deal, que incluía programas de apoyo para los desempleados, con ingreso o salario mínimo y asistencia técnica y capacitación. El gran reto económico de su tiempo fue, además de revertir la Gran Depresión, remediar la debacle financiera de 1929, que enfrentó por medio de la Ley de Emergencia Bancaria y la Ley Glass-Steagall que separó las funciones de la banca comercial de la banca de inversión. En 1935, Roosevelt pronunció una conferencia de palpitante actualidad, que sirve de inspiración para enfrentar la turbulencia financiera de nuestra era: “el restablecimiento de la confianza del público en los bancos privados del país es uno de los elementos centrales de nuestros esfuerzos como nación”, para que “los bancos no solamente sean seguros sino que sus recursos sean usados en la vida económica del país”. Roosevelt creó el National Recovery Administration para estimular la producción y el crecimiento agrícola e industrial, abatidos por los rigores de la peor depresión económica de la historia. El New Deal de Roosevelt le demostró al país, y al mundo entero, que era posible gobernar bien e intervenir la economía de manera contracíclica en un ambiente de libertad y conquistas sociales a favor de los más necesitados. Si bien la Segunda Guerra Mundial liberó poderosas fuerzas productivas y tecnologías de punta que contribuyeron decididamente a la recuperación económica y social de Estados Unidos, el New Deal fue la receta adecuada, e incluso oportuna, para curar la enfermedad económica de la época. En estos días, está por verse si se repite la historia y se confirma que la primera potencia del planeta se dirige nuevamente hacia un New Deal. ¡Amanecerá y veremos! aespinosa@minagricultura.gov.co '' El sistema financiero estadounidense vio desaparecer totalmente la banca de inversión.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido