Niñez desplazada

“Soy de Putumayo, pero vengo de Tumaco; soy de Macayepo, pero vengo de Sincelejo; soy de Chocó, pero vivo en Medellín; soy de Orito, pero estamos en Bogotá”: así se presentaron muchos de los niños y niñas desplazados ante los magistrados de la Corte Constitucional.

POR:
mayo 12 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-12

Más de un millón de niños y niñas, la mitad de la población desplazada del país, fueron forzados a salir violentamente de sus espacios de vida por ser testigos o víctimas directas de hechos violentos en lo que podemos considerar la mayor tragedia humanitaria de Colombia. NIÑOS DE LA GUERRA El reclutamiento ilícito de niños es una de las causas del desplazamiento de muchas familias. Según informes de distintas organizaciones internacionales, se calcula que en Colombia hay actualmente cerca de 11 mil niños reclutados por diferentes grupos armados ilegales. Estos niños no van a la escuela, ni juegan en el parque, ni tienen sueños porque han sido preparados por sus victimarios para matar, mutilar o torturar. Los niños, niñas y adolescentes han sido desplazados como consecuencia del conflicto y son ellos, por su alta vulnerabilidad, quienes tienen que afrontar con mayor dureza esta situación que conlleva graves secuelas de discriminación y estigmatización. Y muchas veces más que una estigmatización es una amenaza. En uno de los barrios marginales de Cartagena, con una importante población de personas desplazadas, entre ellos muchos niños y niñas, han circulado volantes que dicen: “si tu hijo es sano, acuéstalo temprano, si no, cómprale un cajón”. LOS DERECHOS DE LA NIÑEZ La Constitución de 1991 prevé atención especial por parte del Estado para la niñez, el Código de Infancia y Adolescencia busca proteger sus derechos, y la sentencia T-025 de 2004 de la Corte Constitucional establece diseñar una política estatal de atención integral a la población desplazada. Es necesario, urgente e indispensable que los más de un millón de colombianos menores de 18 años en condición de desplazamiento reciban atención apropiada cuando son víctimas de este acto de vulneración. La Fundación Plan es una organización que trabaja por la niñez colombiana desde hace 46 años, beneficiando anualmente a más de 140 mil niños y niñas que viven en situaciones de extrema pobreza en siete departamentos del país. La niñez en situación de desplazamiento forzado vive un fenómeno de pérdida de territorio, de ruptura familiar, de crisis psicosocial, y muchas veces es rechazada y estigmatizada. Vale la pena retomar aquí un testimonio de una maestra de una escuela de un barrio de Quibdó, donde estudian niños desplazados, quien afirma que la educación no es solo aprender a sumar o restar, lo más importante es “que ellos recuperen su confianza, vuelvan a ser sociables y se atrevan de nuevo a dar su opinión”. *Columna de la Fundación Buen Gobierno. '' La niñez en situación de desplazamiento forzado vive un fenómeno de pérdida de territorio.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido