Nobel de economía a dos especialistas de los mercados

Alvin Roth y Lloyd Shapley fueron premiados con el Nobel 2012 de Economía.

Finanzas
POR:
octubre 15 de 2012 - 04:17 p.m.
2012-10-15

Los estadounidenses Lloyd Shapley y Alvin Roth ganaron  el Premio Nobel de Economía por sus investigaciones sobre cómo se aplica la oferta y la demanda en operaciones a las que no se les asigna valor económico, como la escogencia de pareja o la selección de candidatos para universidades.

La Real Academia de Ciencias de Suecia reconoció el trabajo de Teoría de Juegos –corriente que estudia cómo las decisiones de éxito de un individuo se afectan por las de los otros– desarrollado por Shapley, de 89 años, y Roth, de 60.

“Este año el premio recompensa un problema económico central: cómo asociar diferentes agentes de la mejor manera”, anunció el comité.

Además de premiar “los esfuerzos para hallar soluciones prácticas a un problema del mundo real”.

El organismo toma como ejemplo de estos ajustes “el nombramiento de nuevos doctores en hospitales o la selección de órganos para transplantes”.

Shapley y Gale desarrollaron un algoritmo para conducir a uniones de parejas estables, basados en el análisis de la oferta y demanda, con una aplicación concreta.

Por ejemplo, ¿cómo formar diez parejas hombre-mujer? A cada una no se le podrá dar a la pareja ideal pues muchos hombres van a querer la misma mujer y viceversa.

Crearon un ‘algoritmo de aceptación diferida’ donde los hombres proponen matrimonio a su mujer elegida.

La que recibe más propuestas elige una y consigue novio, la que recibe una propuesta, la acepta y la que no recibe espera.

En una segunda vuelta, los hombres que no consiguieron mujer se orientan a la segunda opción, esté ella de novia o no.

Y la mujer puede dejar a su novio, que reintegrará entonces el grupo de solteros.

Cada hombre desciende en orden sus preferencias (la tercera mujer que prefiere, la cuarta, hasta la última si es necesario). Las mujeres pueden romper sus noviazgos tantas veces como quieran, así hasta que todos consiguen pareja.

Según la Academia, los investigadores probaron que este algoritmo conduce siempre a uniones estables.

Lloyd Shapley fue durante mucho tiempo candidato al Nobel.

Nacido en Cambridge, Massachusetts, en 1923, en donde su padre era astrónomo en la Universidad de Harvard, Shapley fue a la Segunda Guerra Mundial antes de graduarse en Matemáticas en Harvard, en 1948.

En 1953 terminó un doctorado en Princeton. Pronto obtuvo reconocimiento por su autoría de lo que luego se llamaría el ‘Valor Shapley’, una forma de lograr los mejores beneficios posibles entre competencia y cooperación en el marco de la Teoría del Juego.

Eso le llevó a estudiar el comportamiento en mercados que se complementan (matching markets en inglés). Su teorema desarrollado con David Gale, el algoritmo Gale-Shapley, busca optimizar pares en un ‘juego’ de dos partes o de dos grupos de ‘jugadores’.

Básicamente, apunta a mejorar la complementariedad.

La idea fue probada con personas que buscaban casarse en una misma comunidad y con el paso del tiempo se aplicó a otras situaciones. Una de ellas fue la búsqueda de optimizar los resultados de la competencia por posiciones en universidades, cuando los estudiantes aplican para varias opciones en diferentes facultades y tienen que hacer listas de preferencias.

En tanto Alvin Roth, el otro ganador del premio, concentró su actividad en aplicar las teorías del ‘matching market’ como las de Shapley, con gran éxito.

Es más conocido por aplicar este enfoque al complicado ‘mercado’ de donaciones de riñones. Su trabajo ayudó a organizar intercambios que ahora son comunes y que permiten operaciones múltiples, de forma que no haya incompatibilidades que reduzcan las posibilidades de éxito de un implante.

EL EJEMPLO DE LA BODA

Shapley y Gale desarrollaron un algoritmo para conducir a uniones de parejas estables, basados en el análisis de la oferta y demanda, con una aplicación concreta.

Por ejemplo, ¿Cómo formar 10 parejas hombre-mujer? A cada una no se le podrá dar a la pareja ideal pues muchos hombres van a querer la misma mujer y viceversa.

Crearon un ‘algoritmo de aceptación diferida’ donde los hombres proponen matrimonio a su mujer elegida. La que recibe más propuestas elige una y consigue novio, la que recibe una propuesta, la acepta y la que no recibe espera.

En una segunda vuelta, los hombres que no consiguieron mujer se orientan a la segunda opción, esté ella de novia o no. Y la mujer puede dejar a su novio, que reintegrará entonces el grupo de solteros. Cada hombre desciende en orden sus preferencias (la tercera mujer que prefiere, la cuarta, hasta la última si es necesario).

Las mujeres pueden romper sus noviazgos tantas veces como quieran, así hasta que todos consiguen pareja. Según la Academia, los investigadores probaron que este algoritmo conduce siempre a uniones estables.

ROTH: ‘MUCHAS VECES SOLO SOMOS ESCOGIDOS’

Alvin Roth, presente en la baraja del Nobel desde hace varios años, se gradudó en Columbia en 1971 y se doctoró en la universidad de Stanford en 1974. Ha desarrollado su carrera en los campos de la teoría de juegos, la economía experimental y el diseño de los mercados.

Destacó que su trabajo trata sobre la “organización inteligente” de los “mercados de decisiones” que afectan a las personas. “No solo escogemos lo que queremos, si no que en muchas ocasiones, somos escogidos. Y lo que tratamos de estudiar es una organización más inteligente de estos mercados de decisiones”, dijo.

Es autor de un popular blog, Market Designer, en el que ayer mismo publicó su última entrada. “Cuando vaya a dar clase mañana mis estudiantes prestarán más atención. El blog puede retrasarse hoy”, dijo en su última entrada.

AGENCIAS