Nueva EPS recibe afiliados de EPS liquidada

Red Salud inició un proceso voluntario de liquidación ante la Superintendencia Nacional de Salud.

Archivo Portafolio.co

Nueva EPS

Archivo Portafolio.co

POR:
julio 14 de 2011 - 02:53 a.m.
2011-07-14

 

La Nueva EPS recibió, desde el primero de julio pasado, a 48.000 afiliados de la EPS Red Salud, luego de que esta última inició un proceso voluntario de liquidación ante la Superintendencia Nacional de Salud.

Estos afiliados están distribuidos en 21 departamentos del país (los que más concentran a usuarios de Red Salud son, en su orden, Norte de Santander, Santander, Atlántico y Bolívar) y, en los próximos días, recibirán su carné de afiliación, aunque ya están incluidos en la base de datos de la Nueva EPS.

José Fernando Cardona, presidente de la Nueva EPS, pidió tranquilidad a los afiliados de Red Salud: “Vamos a garantizarles la atención en tratamientos médicos, ubicando al afiliado en el servicio más adecuado”.

Hace un par de meses, la EPS Red Salud, que tiene casi 85.000 afiliados en todo el país, informó que se acogía al Decreto 055 del 2007 para entrar en proceso de liquidación y permitir que sus afiliados fueran trasladados a otras EPS. En ese momento, la junta directiva de la entidad señaló que la decisión se tomó por la inviabilidad financiera de la empresa.

El primero de julio, Red Salud publicó el acto en el que anunciaba su liquidación y, de acuerdo con el Decreto, a partir de ese momento, los afiliados tienen un plazo de 45 días calendario para decidir en qué EPS quieren seguir siendo atendidos.

La norma establece la libre elección del afiliado, que debe ser el primero en enterarse de estas situaciones para poder afiliarse a la EPS que crea más conveniente.

Sin embargo, el Decreto establece que la Red Salud puede decidir entre dos mecanismos para repartir a sus afiliados: el llamado traslado por asignación, según el cual son asignados de manera forzosa a otra EPS, cuando estos no hayan informado de manera voluntaria, en qué entidad quieren estar, y la afiliación por prevención, que implica un traslado de obligatoria aceptación para los afiliados a una EPS en la que el Estado tenga participación (como la Nueva EPS).

Según una fuente de la Supersalud, la liquidada EPS se la ‘jugó’ por esta última opción.

Redacción Salud

Siga bajando para encontrar más contenido