Una nueva generación de medios de pago electrónicos llegará a los bolsillos | Finanzas | Economía | Portafolio

Una nueva generación de medios de pago electrónicos llegará a los bolsillos

Pagar pequeños gastos con tarjetas de crédito y débito sin necesidad de firma, utilizar el teléfono celular a manera de billetera, hacer compras por Internet con un computador de bolsillo y usar contraseñas dinámicas que cambian cada vez que se hace una transacción, son los avances tecnológicos de los nuevos medios de pago que pronto comenzarán a popularizarse en todo mundo.(VER GRAFICOS)

POR:
mayo 29 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-29

Con estos avances, una persona podrá pasar un día normal de su vida sin necesidad de llevar ni un solo peso efectivo en su bolsillo. Salir de casa en la mañana, comprar el periódico, tomar un café en la calle, pagar el transporte público, almorzar ‘corrientazo’ e ir al cine o al estadio, pagando simplemente con un boleto ‘cargado’ en el teléfono celular, son opciones que pronto comenzarán a popularizarse en los países de América Latina. Así, el usuario sólo tendrá que llevar en el bolsillo una tarjeta de crédito o débito, su teléfono móvil y, si lo desea, un dispositivo del tamaño de su mano para pagar todos sus gastos diarios por Internet. Estos avances fueron presentados por la red de tarjetas Visa en la reunión de miembros de América Latina y El Caribe, que se realizó en días pasados en Los Angeles (E.U.). Los nuevos medios de pago hacen parte de los avances tecnológicos que las redes de tarjetas de crédito esperan popularizar en todo el mundo para luchar contra el que consideran su principal ‘enemigo’: el dinero en efectivo. El sueño de esas redes es que, algún día, los consumidores no utilicen billetes, monedas ni cheques para pagar todos sus gastos por pequeños o grandes que éstos sean. Para ello, las redes de tarjetas están ideando toda clase de estrategias y avances tecnológicos cada vez más fáciles de utilizar por parte de los consumidores. Su mayor reto es ahora llegar al mayor número de usuarios posibles y éstos se encuentran en los estratos más bajos de la población. Por eso, los países en vía de desarrollo, incluida toda América Latina, se convierten en un mercado muy atractivo. Un paso clave en la masificación de los nuevos medios de pago es profundizar la bancarización de más usuarios y la manera de hacerlo es otorgándoles facilidades de acceso al crédito. Por eso, ahora es muy común que los bancos y las grandes cadenas comerciales otorguen tarjetas de crédito a usuarios con bajos ingresos. En Colombia, esa opción ya aplica para trabajadores de salario mínimo. Otro paso será la posibilidad de utilizar las tarjetas de crédito y débito para pagar gastos pequeños sin necesidad de firmar el ‘boucher’ o comprobante de pago. Esto agiliza las transacciones, especialmente en lugares de alta concentración de consumidores como supermercados, transporte público, entrada a espectáculos, etc. En Estados Unidos, la opción de pagar sin firma rige para gastos de hasta 25 dólares, es decir, unos 60.000 pesos colombianos. Para mayor comodidad y seguridad del usuario, existe ya la nueva tecnología “sin contacto”, con la que no será necesario pasar las tarjetas por una banda magnética como se hace hoy, sino que el usuario sólo deberá acercar su plástico –que cuenta con un chip– a un lector electrónico que leerá la información y aprobará la transacción de manera inmediata. Ese sistema da un mayor grado de seguridad, toda vez que los delincuentes muchas veces sustraen la información de las bandas magnéticas para saquear las cuentas de sus víctimas. Con la tecnología “sin contacto” ahora les será más difícil cometer delitos. El desarrollo de nuevos medios de pago ha implicado también una mejoría importante en la prevención de fraudes. Eduardo Eraña, presidente de Visa para América Latina y El Caribe, asegura que mientras hace tres años había fraudes equivalentes a 14 centavos por cada 100 dólares de transacciones, hoy esa cifra está en tres centavos. Para Visa, el gran salto tecnológico que se avecina son los pagos por teléfono móvil, cargando cada aparato a manera de billetera o monedero. El usuario cargará su celular con el cupo asignado por su entidad bancaria o establecimiento comercial y al momento se pagar un gasto sólo deberá acercar el móvil a un lector electrónico que ‘descargarᒠel dinero. El teléfono también podrá ‘cargar’ boletos virtuales de cine, fútbol o cualquier entrada a espectáculos o acceso al transporte público con todas la ventajas y comodidades que ello significa para los usuarios, los bancos y todo tipo de negocios. En Internet, las opciones de pago también avanzan y el próximo producto que se pretende masificar es el uso de un dispositivo similar a una calculadora de bolsillo, que servirá para conectarse a un computador y realizar la transacción respectiva con mayor seguridad. Las nuevas opciones permiten utilizar claves dinámicas, que cambiarán con cada operación financiera y reducen al mínimo las posibilidades de fraude."El usuario sólo tendrá que llevar en el bolsillo una tarjeta de crédito o débito y su teléfono móvil”.

Siga bajando para encontrar más contenido