La nueva receta del cine: bajo riesgo... y menos ganancias

'Indiana Jones' y 'El hombre de hierro' han sido éxitos de taquillla, pero Paramount tendrá que conformarse con sólo parte de las utilidades

POR:
mayo 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-30

Con los éxitos de El Hombre de Hierro e Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal, que mundialmente han recaudado US$500 millones y US$300 millones respectivamente, Paramount Pictures parece estar en su mejor racha ganadora en años.

El estudio espera además que el buen momento continúe el próximo mes con el lanzamiento de Kung Fu Panda, una película de DreamWorks Animation SKG que Paramount va a distribuir. Las tres películas apoyan el argumento del estudio de que se ha recuperado bajo el liderazgo de su presidente ejecutivo Brad Grey y que está preparado para la esperada partida, a finales de este año, de uno de sus más valiosos talentos, el director Steven Spielberg.

Sin embargo, las películas muestran la realidad actual de los grandes estudios de cine.

En estos tiempos, debido a la abundancia de las fuentes de financiación externa para películas de Hollywood, los estudios con frecuencia no siempre son dueños, ni controlan las películas que distribuyen.

Por ejemplo, Marvel Entertainment es dueña de El hombre de hierro y DreamWorks Animation es dueña de Kung Fu Panda, es decir, que estas empresas reciben la mayor parte de las ganancias. Paramount obtiene una comisión de cerca del 8% por distribuir Kung Fu Panda.

Y aunque Paramount y Lucasfilm, de George Lucas, son dueñas de Indiana Jones, el negocio para Paramount funciona de manera muy similar a las otras dos películas, debido a un acuerdo que le otorga gran parte de las ganancias de la cinta, que costó US$185 millones, al talento y no al estudio. Paramount recibe un 12,5% de comisión por distribución.

Este tipo de acuerdos implica mucho menos riesgo financiero para Paramount, que se ahorra el tiempo y el costo de desarrollar y producir las películas. Si las cintas fracasan, las pérdidas son asumidas por otros.

Paramount no es el único estudio con este tipo de arreglos. Universal Pictures, de General Electric Co., pronto lanzará Hulk, cuya producción también fue asumida por Marvel.

Pero este tipo de acuerdos limita las generosas ganancias que los estudiosdisfrutan cuando fi nancian sus propias franquicias exitosas. Si a Indiana Jones, El hombre de hierro y Kung Fu Panda les va tan bien como se espera, Paramount obtendrá un total de entre US$200 millones y US$250 millones por las tres películas, de acuerdo a una fuente cercana con este tipo de pactos de distribución.

Eso es mucho menos de lo que el estudio podría hacer con una película propia superexitosa. Por ejemplo, Transformers le significó US$700 millones en taquilla el año pasado.

En el caso de Marvel Entertainment, la empresa vendió por mucho tiempo los derechos de hacer películas sobre los personajes de sus historietas como El hombre araña y X-Men. Esto le permitía a los estudios que hacían esas cintas ¿Sony Pictures y Twentieth Century Fox¿ quedarse con la mayor parte de las utilidades.

Actualmente, Marvel ha decidido hacer las películas por su cuenta y buscar estudios que las distribuyan. Como resultado, la empresa de cómics puede embolsarse al menos US$140 millones en utilidades de El hombre de hierro y tal vez más si las ventas de taquilla mundiales superan los US$500 millones, de acuerdo con Drew Crum, un analista de Stifel Nicolaus, una fi rma fi nanciera que sigue el sector.

La cifra no incluye los acuerdos de licencia y comercialización. Marvel obtendrá US$10 millones en ingresos provenientes de los juguetes relacionados a El hombre de hierro sólo en 2008, de acuerdo con Crum. "Este es un acuerdo mucho mejor comparado a lo que Marvel tenía antes en licencias con Sony y Fox", dice. "Al hacer su propia producción, Marvel no tiene que compartir la mayor parte de las ganancias con un estudio y además se queda con 100% de las utilidades de los juguetes y otras mercancías".

David Maisel, presidente de la junta directiva de Marvel Studios, una unidad de Marvel Entertainment, dice que la empresa ve mucho más potencial de ganancias al financiar sus propias películas. "El hombre de hierro es un buen comienzo de nuestra estrategia de estudio propio", agrega.

De todas formas, lograr acuerdos de distribución como el de El hombre de hierro es un juego lucrativo para Paramount y forma parte de su actual estrategia, de acuerdo con el vicepresidente de la junta, Rob Moore.

"Estas tres películas representan la culminación de los esfuerzos de Brad Grey en Paramount para hacer negocios con los mejores cineastas", agrega Moore.

Aunque la programación de mediados de año no incluye ninguna franquicia propia de Paramount, aún se espera que el estudio registre un repunte financiero significativo.

Es probable que los US$104 millones en ganancias operativas de la empresa aumenten 60% este año y que se dupliquen en 2009, de acuerdo con Michael Nathanson, analista de Bernstein Research, una firma de investigación de mercado.

Por su parte, Richard Greenfield, analista de Pali Research, dice que estos tres acuerdos de distribución están ayudando a enderezar las fi nanzas de un estudio que ha tenido problemas para mantener resultados positivos.

Siga bajando para encontrar más contenido