La nueva zona franca de salud

Equipos de última tecnología y una amplia gama de servicios de calidad son las razones para su creación.

La nueva zona franca de salud

EFE

La nueva zona franca de salud

POR:
marzo 10 de 2014 - 11:38 p.m.
2014-03-10

Santiago Rojas, Ministro de Comercio, Industria y Turismo, celebró la constitución de la zona franca permanente especial de salud, primera en su clase en la capital de la república, donde se invirtieron más de $73.950 millones en un área cercana a los 30.000 metros cuadrados, acondicionada para prestar servicios hospitalarios de tercer nivel, a pacientes particulares, empresas de medicina pre pagada, planes complementarios, pólizas de seguros y médicos particulares adscritos, con los más altos estándares de calidad.

Se trata de la Clínica Los Nogales, especializada como zona franca uniempresarial, en la atención de servicios médicos de alta complejidad y turismo de salud. Genera unos 520 empleos directos, aportando 224 camas a la red de hospitales y clínicas de Bogotá y poniendo a disposición de los usuarios la mejor tecnología en equipos y salas de dotación médica.

“El potencial en servicios de salud en Colombia es inmenso, tan solo en 2013 llegaron al país unos 50.000 pacientes extranjeros, aumentando así un 61% el número de visitas frente al 2012, y como siempre vienen acompañados mínimo por una persona, dejan alrededor de 5 dólares adicionales por cada dólar que invierten en sus tratamientos médicos”, aseguró el ministro Rojas, añadiendo que la cifra en términos de divisas alcanza los 220 millones de dólares al año.

El funcionario fue enfático en añadir que esa exportación de servicios de salud se ha podido disfrutar gracias a que se cuenta en la actualidad con un cuerpo médico de excelente calidad, equipo de última tecnología, adquirido sin tener que pagar IVA por su condición de zona franca, y atención especializada en ramos de la medicina como oncología, cardiología, cirugía bariátrica y atención neonatal, entre otros.

“Ahora lo que debe seguir es la campaña de posicionamiento internacional, así como elevar los niveles de bilingüismo para profesionalizar la atención a los pacientes y que cada vez más extranjeros quieran venir a Colombia”, concluyó el ministro al recodar que el Gobierno cree y apoya este tipo de zonas francas de servicios, por considerarlas parte de una política estatal que debe fortalecerse.

Para 2014 se estima que las exportaciones en servicios de salud superen los 270 millones de dólares, representados en unos 60 mil pacientes.

TRABAJANDO EN LLAVE CON LOS HOTELES

Frente a la articulación de los servicios de salud con la infraestructura de turismo, Miguel Ángel Pulido, gerente de Sector Turismo de Salud y Bienestar del MinCIT, afirmó que "a través de una alianza entre el ministerio, Cotelco y el Programa de Transformación Productiva, suscrita hace unos 18 meses, fue creada una cartilla especializada para que la infraestructura hotelera se capacite en temas de aceptación y atención adecuadas de pacientes convalecientes y sus acompañantes".

El tema es considerado como fundamental debido a que una persona que sale de una sala de cirugía y tiene que recuperarse en un entorno privado, debe contar con las garantías necesarias en su pos operatorio para evitar cualquier tipo de contaminación cruzada, directa o de riesgo biológico, en el momento o a futuro, para quienes se hospeden luego en la misma habitación.

El mercado de este tipo de turismo no solo remite pacientes de los Estados Unidos o colombianos que residen en el exterior, sino que otros de islas como Aruba y Curazao han aumentado su frecuencia de visitas a la capital del país, buscando soluciones médicas vitales y de estética.

ESPALDARAZO A LA SALUD DE CALIDAD

“El Gobierno Nacional avala incondicionalmente la creación de las zonas francas especiales de servicios de salud, porque sabe que están concebidas como unidades de negocio capaces de brindar excelentes servicios, con el mejor personal y precios altamente competitivos”, dijo Santiago Rojas, ministro de Comercio, recordando que el hecho de poder importar la tecnología para dotar la institución con exenciones de IVA e impuesto de renta, le permite a clínicas como Los Nogales no solo estar a la vanguardia en equipos sino redireccionar mejor sus recursos para elevar a diario el nivel de las instituciones.

Boris Castillo

Redactor CEET

Siga bajando para encontrar más contenido