Nuevas cirugías dentales prometen quitarle algunos años a la sonrisa

Nuevas cirugías dentales prometen quitarle algunos años a la sonrisa

Finanzas
POR:
abril 16 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-16

Algunos dentistas están promocionando la odontología cosmética como una alternativa al estiramiento facial. Al añadir longitud o grosor a los dientes, los dentistas intentan modificar la estructura facial para suavizar arrugas y dar una apariencia más joven.

Con la edad, las caras se pueden achicar, los mentones retroceden, las mejillas se hunden y aparecen arrugas. Según dentistas cosméticos, estos cambios se pueden revertir parcialmente remoldeando los dientes.

"Cuando los dientes están en la posición correcta, cubren el volumen (de la cara), se ven más dientes y (el resultado) es una apariencia más joven", dice Nicholas Davis, un profesor asociado de la Facultad de Odontología de la Universidad de Loma Linda en California y ex presidente de la Academia de Odontología Cosmética de Estados Unidos. Pero Davis hace una advertencia: la cirugía dental no es para todos. "Es difícil predecir el resultado".

El especialista agrega que aunque una modificación en la dentadura sí da un look más joven, no promete resultados comparables a los de otras cirugías cosméticas.

De hecho, los estudios científicos sobre el procedimiento son escasos, aunque los dentistas afirman que obtienen buenos resultados en muchos pacientes.

"Hay un cambio de paradigma en la odontología cosmética. Nos estamos concentrando más en la forma de la cara", dice el dentista Jeff Golub-Evans, de Nueva York.

Los procedimientos varían mucho, desde cambiar algunos dientes hasta modificar toda la dentadura. Con la edad, los dientes tienden a reducirse por su uso y, en algunos casos, por años de fricción nocturna. Por ejemplo, anchar los dientes laterales puede crear un arco más amplio sobre el labio, alisando las arrugas, señala Golub-Evans.

La cirugía cosmética dental, a diferencia de los estiramientos de cara, no requiere incisiones y la perforación es mínima. Pero sí demanda varias visitas durante semanas e incluso meses y puede costar entre US$5.000 y US$80.000 o más, dependiendo del dentista o el número de dientes a cambiar.

Por lo general, se colocan coberturas o coronas de porcelana sobre los dientes, si bien algunos dentistas usan un material blanco que se puede añadir al diente para moldearlo. Los dentistas aconsejan pensarlo bien antes de someterse a una cirugía porque el trabajo con porcelana es difícil o casi imposible de revertir.

Extender los dientes frontales es clave. La gente de menos de 29 años muestra en promedio 3,37 milímetros de sus dientes superiores con los labios ligeramente separados en posición de descanso, comparado con menos de medio milímetro cuando llegan a los 50, según un estudio realizado en 1978 por científicos de la Facultad de Odontología de la Universidad de California.

Los dentistas se oponen a cambiar una buena dentadura por fines cosméticos. Si exagera, corre el riesgo de crear dolor en la quijada, dice Randy Mitchmore, un dentista en Houston. "...Si transgrede principios biológicos de la salud, puede meterse en problemas", agrega.

Otros riesgos incluyen capas demasiado gruesas y sin la forma correcta, que pueden dejar una cresta en la encía donde se puede acumular bacteria. Capas bien hechas pueden durar 15 años o más, pero se pueden quebrar o romper y podrían tener que ser reemplazadas en una década, dice el dentista neoyorquino Irwin Smigel.