Las nuevas estrellas de Silicon Valley

Matemáticos y estadísticos superan a ingenieros de sistema como los profesionales más codiciados por las firmas tecnológicas

Finanzas
POR:
abril 09 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-09

Ser un estudioso de la matemática nunca ha estado más de moda, por lo menos en Silicon Valley.

En momentos en que las empresas del área de la meca estadounidense de la tecnología aumentan las contrataciones tras salir de la recesión, están a la caza de una clase de empleado en particular: los que tienen experiencia en estadísticas y otras técnicas de manipulación.

En vez de buscar a ingenieros de sistemas comunes y corrientes, quienes típicamente no tienen un títulos de matemáticas ni de estadística más profundizado, las empresas, de Facebook Inc. a la firma de publicidad en línea AdMob Inc., afirman que necesitan más profesionales con antecedentes más sólidos en estadística y un campo relacionado llamado aprendizaje automático, que involucra escribir algoritmos que se vuelven más inteligentes con el tiempo al buscar patrones en grandes cantidades de datos.

Eso genera oportunidades para especialistas cuantitativos como el argentino Andrés de Lucca, de 30 años. Graduado de la Escuela de Administración Kellogg de la Universidad Northwestern con orientación en consultoría analítica en 2009, De Lucca dice que se vio muy solicitado por algunas importantes firmas tecnológicas.

Fue contratado por Social Gaming Network Inc., un fabricante de videojuegos de Palo Alto, a fines del año pasado.

Para De Lucca, oriundo de Buenos Aires, el camino hacia Silicon Valley exigió esfuerzo. Graduado en Administración de Empresas de la Universidad Católica Argentina, se postuló a un M.B.A. en Estados Unidos con la intención de expandir sus horizontes y conocer la forma en que se manejan los negocios fuera de su país. "Un M.B.A. fue la mejor forma que encontré para conocer otro mundo, otros países y otra gente", afirma.

Durante los dos años de su programa académico, De Lucca logró una pasantía en el sector que más le gustaba. "Soy apasionado de la tecnología desde los 12 años", asegura. Consiguió un puesto como pasante en Nokia en Nueva York, donde trabajó con los servicios OVI, el esfuerzo de Nokia por competir con las aplicaciones de Apple.

"Lo de Nokia me permitió conocer un poco la 'América corporativa' y ver cómo se manejan los equipos dentro de una empresa muy grande. Siempre tienes trabajo y hay que pelear por los proyectos que quieres", indica.

En octubre del año pasado llegó la oportunidad de cruzar el país hacia Palo Alto. En SGN, el argentino ahora maneja un equipo de tres personas que estudia datos sobre juegos, como cuánto tiempo pasa la gente en ciertas partes de un videojuego, para detectar áreas en las que pueden mejorar. Por ejemplo, al comparar varias misiones del juego de piloto de combate Skies of Glory, de SGN, De Lucca y su grupo descubrieron que la gente dejaba el juego cuando se volvía demasiado fácil y no demasiado difícil.

"Algunos patrones no son tan obvios como parecen", afirma De Lucca. Al usar sus hallazgos, SGN aumentó gradualmente la dificultad del juego, y logró que las personas lo jugaran durante más tiempo y gastaran más en bienes virtuales dentro del juego, sostiene.

El foco en los ases de las matemáticas como De Lucca muestra cómo las empresas de tecnología de Silicon Valley, que desde hace mucho se han preocupado por el análisis de datos, ahora están obsesionados con el tema. La computación en nube, el proceso de almacenar información de forma remota en lugar de hacerlo en el equipo propio de una empresa, ahora permite a las firmas mantener más datos que nunca al reducir los costos de manipularlos. Las firmas luego pueden usar la información que reúnen para refinar sus servicios, en especial los en línea, tan pronto como detectan un patrón.

Un sueldo más competitivo

Ahora que las empresas de alta tecnología locales vuelven a contratar personal, muchas apuntan a expertos en datos para ganarles terreno a los competidores. Michael Morell, socio de Riviera Partners en San Francisco, señala que la firma reclutadora ha observado que más empresas buscan ensamblar equipos de análisis y almacenamiento de datos. "Están poniendo un gran énfasis en eso", sostiene.

Riviera ahora busca expertos cuantitativos para una empresa de juegos y una empresa de software en línea que quieren construir "centros internos de excelencia" enfocados en los datos, afirma Morell. Sostiene que quienes poseen sólidos antecedentes de estadística ganarán hasta un 20% más que los ingenieros generalistas en EE.UU.

Los candidatos más deseables, señalan los empleadores, pueden tener una variedad de experiencia y antecedentes educativos. Las empresas aseveran que títulos específicos son menos importantes que un foco en técnicas de "minería" de datos.

Mike Schroepfer, vicepresidente de ingeniería de Facebook, afirma que la empresa de redes sociales tiene una necesidad creciente de empleados con antecedentes en estadística. "Cuando uno construye para la web, tiene un acceso más rápido y en tiempo real sobre la forma en que la gente usa el producto", dice. "Debes usar los datos de la forma adecuada".

La empresa está atacando el problema en dos frentes. A mediados de 2008, creó un taller de capacitación de seis semanas obligatorio para todos los nuevos ingenieros, que incluía un módulo sobre probabilidad y estadística. Los empleados les enseñan a los nuevos reclutas cómo usar herramientas para comparar el desempeño de una versión de una función con otra y cómo determinar qué clase de diferencia en la respuesta es valiosa.

En segundo lugar, Schroepfer afirma que la empresa ha estado contratando más gente para su grupo científico de datos, un equipo "SWAT" de menos de 20 personas con doctorados y profundos conocimientos de análisis de grupos de terabytes de datos de muestra, en busca de patrones que podrían ayudar a optimizar productos y publicidad.

La Universidad de Stanford, una de las mayores fuentes de ingenieros para las firmas tecnológicas del Silicon Valley, comenzó hace dos años a exigir que sus estudiantes de grado de ciencias de la computación asistieran a un curso especializado en probabilidad. El interés por una versión más avanzada de la clase también ha crecido con constancia, y atrajo a 260 estudiantes en 2009, frente a los 215 de 2008, dice Mehran Sahami, un profesor asociado de ciencias de la computación de Stanford.

¿Pilar Conci contribuyó a este artículo