Nuevas oportunidades comerciales

Los ojos de los empresarios colombianos cada vez más miran hacia Centroamérica, un mercado en pleno crecimiento que, según los especialistas, ofrece perspectivas interesantes ahora que está decayendo el mercado norteamericano y venezolano, y el ecuatoriano amenaza con la inestabilidad.

POR:
mayo 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-29

El Tratado de Libre Comercio, que se firmó el año pasado con Honduras, Guatemala y El Salvador, amplía estas expectativas comerciales en la región, de cerca de 41 millones de habitantes, cuya economía ha sido soportada, principalmente, en el desarrollo del agro, sobre todo en productos como banano, café, frutas, flores y madera, entre otros. Sin embargo, aun falta explorarla, pues el año pasado, Colombia solo aportó 1,5 por ciento a los 45 mil millones de dólares que importó en total la región. Camilo Acevedo, presidente de la Cámara de Comercio Colombo Centroamericana y del Caribe (CCCC), dice que estos dos lugares se han ido redescubriendo para el sector empresarial colombiano y que la respuesta ha sido muy favorable. Cifras del organismo indican, por ejemplo, que mientras hace 20 años Costa Rica le compraba a Colombia unos cinco millones de dólares, durante el 2006 importó 253.304 millones, mientras que Colombia –por su parte– le compró a este país 40.722 millones de dólares. “Ahora sí es importante Centroamérica, porque el gobierno y los empresarios se han dado cuenta de lo fundamental que es para el sector empresarial colombiano hacer presencia allá”, añade Acevedo. Indica que tanto América Central como el Caribe, dada la característica muy particular de su desarrollo industrial, brinda múltiples opciones, por cuanto sus economías son jóvenes. “No es que carezcan de industria, es que tienen una muy especializada en ciertos sectores de la producción y en algunos casos, otras no tan desarrolladas, como las podemos tener nosotros”, añade el dirigente. COSTA RICA Un estudio realizado por la Cámara de Comercio Colombo Centroamericana explica que Costa Rica cuenta con el nivel de vida (ingreso per cápita) más alto de Centroamérica. Su renta es la mejor distribuida de la región. “El repunte alcanzado durante el 2006, por la construcción, la manufactura, el transporte, almacenaje, comunicaciones y por los servicios financieros, se constituye en el principal factor de crecimiento de la economía que, para el periodo en mención, logró el más alto guarismo de los últimos quince años, 7,9 por ciento”, revela el documento. Dentro del proceso de internacionalización, Costa Rica ha venido insistiendo en su inserción financiera y comercial a la economía internacional y se ha preocupado por atraer inversión extranjera y por el fortalecimiento de su competitividad. Así, durante el 2006 crecieron tanto las importaciones como las exportaciones. Las primeras pasaron de 9.241 millones de dólares en el 2005 a 10.924 en el 2006. Las exportaciones, por su parte, pasaron de 7.099 millones de dólares en el 2005 a 8.250 millones de dólares en el 2006. Colombia ocupó el noveno lugar en ventas a ese país, con un 2,2 por ciento. Proexport indica que los nacionales exportan a un 90,23 por ciento en productos no tradicionales, como polipropileno, cajas de papel o cartón corrugado y productos laminados de hierro y acero. 1,5% es apenas lo que Colombia aportó, en el 2007, de los 45 mil millones de dólares que la región importó. La cifra invita a explorar más mercados. PANAMÁSegún la CCCC, el principal valor agregado de su economía está en la prestación de servicios, que se distingue por ser un destacado importador y reexportador desde la Zona Libre de Colón. Aunque hace parte de Centroamérica, económicamente solo participa de la Comunidad del Caribe (Caricom), como Estado no asociado. Hasta el 2006, Colombia ocupaba el séptimo lugar en ventas a este país. Distintos especialistas consultados coinciden en que, con el auge actual de la construcción, el Istmo ofrece oportunidades tanto en materiales para las obras (concreto, hierro, tuberías, etc…) como en energía. Ambos campos están empezando a ser aprovechados por empresas nacionales como Argos (cementos) que tiene una sede allí y Empresas Públicas de Medellín (EPM), que construye una pequeña central eléctrica en ese país. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido