El nuevo diamante colombiano

La región del Caribe y los Santanderes conforman un ámbito territorial denominado diamante.

Riohacha, capital de La Guajira

Archivo Portafolio.co

Riohacha, capital de La Guajira

POR:
abril 23 de 2014 - 11:39 p.m.
2014-04-23

Nueve departamentos hacen parte de un nuevo espacio que busca apalancar proyectos productivos y generar desarrollo en la zona nororiental de Colombia.

Allí se localizan casi la mitad de las veinte mayores áreas metropolitanas del país, entre las que se encuentran Barranquilla, Cartagena, Bucaramanga y Cúcuta.

Se trata del diamante del Caribe y los Santanderes, una iniciativa puesta en marcha por el Gobierno con la colaboración de Findeter, Microsoft y la Fundación Metrópoli, con el fin de establecer un ambiente más competitivo y optimizar el uso de los recursos naturales y del territorio en dichas regiones.

De esta manera, el proyecto ha dado luz al Next Cities Lab, el centro de investigación encargado del diseño del diamante o territorio inteligente, por el estilo de las superciudades en Estados Unidos y otros conglomerados parecidos que se encuentran en Asia y Europa.

La etapa de investigación del diamante, que irá hasta el primer trimestre del 2015, busca establecer un listado de iniciativas que se espera sean puestas en práctica y queden involucradas en el plan de desarrollo del próximo gobierno; algunas de ellas estarán dirigidas a las ciudades y otras al territorio en general; todas ellas con la idea de mejorar la competitividad de la región y también tocar temas de cohesión social y sostenimiento ambiental.

De acuerdo con Findeter, los estudios para financiar esta primera fase de estudio del diamante cuestan cerca de 12.000 millones de pesos, de los cuales esta entidad aportará un 15 por ciento, mientras otro 10 por ciento viene del Departamento Nacional de Planeación (DNP) el cual ha encargado a Colciencias, socio institucional del proyecto, como ejecutor.

Sin embargo, el objetivo es que los recursos para la construcción de esta importante empresa vengan principalmente de los entes locales y territoriales involucrados en ella, teniendo en cuenta que al día de hoy ocho de las nueve gobernaciones implicadas han manifestado su compromiso.

De acuerdo con voceros de Findeter, el principal reto en este sentido ha sido lograr la voluntad de todas las gobernaciones para invertir en un programa que busca mejorar la competitividad de toda la región.

Así mismo, en la actualidad la Universidad del Norte está encargada de los estudios de prediagnóstico y se espera que hacia el futuro otras instituciones de educación superior de la región se sumen, además de tener participación de más organizaciones, entidades, gremios y alcaldías.

En este sentido, dicen los voceros, hay una tarea por hacer allí y es buscar más aliados que hagan aportes para garantizar la sostenibilidad del diamante en el tiempo.

Siga bajando para encontrar más contenido