‘Nuevo fondo de recaudo de salud sería monopolio oficial’

“El objetivo de la propuesta del Gobierno es eliminar a las EPS o debilitarlas a grado tal que no sean capaces de agregar algún valor. En ese sentido, ni siquiera hay razón para que nos consideren gestoras de riesgo en salud o económico”.

POR:
febrero 28 de 2013 - 01:27 a.m.
2013-02-28

La propuesta del Gobierno sobre la reforma a la salud “es el comienzo de la castración para las Empresas Promotoras de Salud (EPS)”, aseguró Jaime Arias, presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi).

El dirigente gremial sostuvo que la propuesta que será incluida en el proyecto de reforma a la salud que el Ministerio del ramo radicará en próximas semanas en el Congreso, golpea el futuro de estas empresas.
De acuerdo con Arias, aunque a la luz de la iniciativa las EPS seguirían existiendo, “serán mucho menos efectivas en su función primordial, que es la de gestionar la salud de una población determinada”.

¿Qué significa para ustedes la creación de un fondo único de recaudo y afiliación, que les quitará ese papel a ustedes?

Significa establecer un monopolio oficial, enorme, que manejará 25 billones de pesos al año y 41 millones de afiliados directos, y pagará de forma directa a 15 mil entidades prestadoras y a 30 mil médicos.

También, las cuentas mensuales de cerca de 30 millones de actividades, que dicho fondo deberá auditar. Eso demuestra que nos estamos moviendo hacia un sistema estatal, muy peligroso.

¿Qué cree que va a pasar con las EPS?

Seamos claros: el objetivo de la propuesta es eliminar a las EPS o debilitarlas a grado tal que no sean capaces de agregar algún valor.

En ese sentido, ni siquiera hay razón para que nos consideren gestoras de riesgo en salud o económico. Seríamos gestoras de nada. Simples auditoras.

¿Están dispuestas a aceptar estas condiciones?

Muchas EPS optarán por salirse del aseguramiento obligatorio; lo grave es que las mejores empresas tomen ese camino y de pronto se queden las que tienen menos capacidad.

Las EPS que queden deberán interactuar con redes integradas de servicios...

No tenemos ni idea de cómo se integrarán esas redes, que terminarán siendo unos consorcios que se presentarán a concursos regionales y fortalecerán la integración vertical que tanto ha sido criticada.

Aquí también se junta el aseguramiento con la prestación en un solo ente. Eso es muy grave, pues se acabarán los chequeos, los controles y la medicina preventiva.

¿Estos cambios fueron consultados con las EPS?

Nunca. Nos hemos enterado a través de los medios de comunicación.

¿Se consideran aún actores legítimos del sistema?

Seguiremos siendo actores legítimos del sistema de salud, con funciones de articulación, hasta que tengamos esa tarea asignada. Mientras tanto, cumpliremos con nuestras obligaciones.

La propuesta va ahora al Congreso, y se dice que muchas EPS tienen la capacidad de influir sobre los legisladores...

Al contrario: creo que en el Congreso hay una posición muy fuerte contra las EPS. Además, no vamos a ejercer ningún tipo de presión, pero sí esperamos que nos dejen exponer nuestras ideas y los resultados de lo hecho durante 20 años de ejercicio.

¿Concibe un sistema de salud sin EPS?

En el mundo actual debe existir un aseguramiento plural, sin monopolios, y preferiblemente con la participación de aseguradores públicos, privados y mixtos. A la luz de esta propuesta no habría aseguradores.

El asegurador es el Estado y asumiría todos los riesgos.

¿Y eso es malo?
Malísimo: cualquier monopolio, público o privado, siempre es negativo.

¿Por qué se desdibujaron tanto las EPS?

Por falta de rectoría del Estado, y una marcada debilidad en inspección, vigilancia y control; a eso hay que sumar el hecho posible de que algunas personas se apartaran de las normas, pero esa no era la generalidad.
Aquí se castiga a los buenos por lo malo que hicieron algunos malos.

¿Qué opina de que entreguen el manejo del subsidiado a alcaldes y gobernadores?

Es simple y llanamente un triunfo de la política regional…
¿Quién pierde con esta propuesta?

En primer lugar, los afiliados. En los plazos medio y largo, el Estado, que tendrá que pagar el sistema de salud a costos muy elevados.

Más tarde perderán los demás actores, incluidos los que hoy piensan que ganan con esto.

¿Qué opina de los anuncios?, ¿resuelven algo?

Son preocupantes. A cambio de aclarar, crean mayor incertidumbre sobre el sistema de salud. Además, no resuelve nada, aunque en el corto plazo dejaría satisfechos a algunos interesados. Una reforma como esta, hecha para la galería, producirá algunos votos en el corto plazo, pero en el mediano afectará la salud de todos.

Redacción Salud
 

Siga bajando para encontrar más contenido