Un nuevo reto para el TLC con Estados Unidos

Ha surgido una batalla entre republicanos y demócratas, que amenaza con descarrilar los planes.

Archivo Portafolio.co

Puerto colombiano

Archivo Portafolio.co

POR:
mayo 16 de 2011 - 02:26 a.m.
2011-05-16

 

Nueva batalla entre republicanos y demócratas por renovación

de programa de asistencia y capacitación a trabajadores de EE.UU. que perdieron sus empleos.
Desde que los presidentes Juan Manuel Santos y Barack Obama acordaron un plan de acción que Colombia debe cumplir antes de su presentación en el legislativo, el proceso ha avanzado viento en popa.
El acuerdo, como se previó, ya fue presentado de manera informal ante el Congreso y Colombia ha ido cumpliendo con lo estipulado sin contratiempos y hasta de manera anticipada.
Según el plan de acción, el acuerdo estaría listo para someterlo el próximo 15 de junio.
Los demócratas quieren que, en simultánea con los tratados de Colombia, Corea del Sur y Panamá, se renueve el TAA, un programa que brinda asistencia y capacitación a trabajadores de Estados Unidos que han perdido sus empleos como consecuencia del libre comercio.
En la actualidad está en vigor una versión del TAA, que solo cobija a los trabajadores del sector de las manufacturas en el país del norte.
En el 2009, sin embargo, el Congreso de mayoría demócrata que existía entonces, aprobó una adición al TAA para que incluyera a otros trabajadores como el del sector servicios, por supuesto, a un costo más alto.
En enero, cuando los republicanos retomaron el control de la Cámara, optaron por dejar vencer la versión ampliada del TAA.
Según estos, el TAA del 2009 le costaría al país 620 millones de dólares adicionales en 2011 y unos 6.500 millones en los próximos diez años, para ellos, dinero que tendría mejor uso en la reducción del déficit fiscal.
Los demócratas y la Casa Blanca piensan que no es presentable aprobar nuevos tratados comerciales sin esta asistencia y han exigido que se apruebe su extensión y como precondición a los TLC.
Los republicanos han hecho varias propuestas, pero todas prevén sacar fondos de sectores como el de educación o salud, para financiar el costo del TAA, algo que también rechazan opositores en el Capitolio.
Los expertos creen que, tarde o temprano, llegarán a un acuerdo, pues los republicanos están muy interesados en los TLC y es poco probable que los dejen morir solo por su oposición a un programa que cuesta mucho menos que los beneficios del comercio.
Según sus propios datos, los tres TLC generarían entre 3.000 y 4.000 millones de dólares en nuevas exportaciones, mientras el costo del TAA es de unos 700 millones al año.
Pero, de momento, nadie quiere ceder.
Los sindicatos
Por otra parte, no hay que olvidar que en la audiencia que ya hubo en el Senado estadounidense, también testificó Jeff Vogt, del Movimento de Unión Amercicana, Aflcio, (por sus siglas en inglés), uno de los sindicatos más grandes de Estados Unidos.
Según éste, el Aflcio seguirá oponiéndose al Tratado de Libre Comercio, pues, a su juicio, la violencia sindical en el país sigue persistiendo y no se ha logrado erradicar.

Productos vendidos
Entre enero y marzo, el país que jalonó fue EE.UU.
Durante el primer trimestre del año, las ventas externas registraron un récord, y dentro de eso el país que jalonó el comportamiento fue Estados Unidos. Este país participó con el 41,2 por ciento del total y además las ventas registraron un crecimiento del 35,2 por ciento. Pescado, frutas, café, tabaco, combustibles, cueros y papel fueron algunos de los bienes vendidos.

SERGIO GÓMEZ MASERI
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO

Siga bajando para encontrar más contenido