Nuevos problemas mecánicos obligan a Toyota a revisar 34.000 vehículos todo terreno

Esta llamada a revisión técnica se produce en momentos en que Toyota tiene que pagar una multa récord de casi US$16,4 millones de dólares en E.U., por haber tardado en informar sobre otros defectos.

POR:
abril 20 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-20

En cuanto a los defectos, se trata de vehículos que corren el riesgo de salirse de la carretera cuando toman una curva a gran velocidad, en un nuevo problema para la marca japonesa.

La decisión fue adoptada después de que la revista estadounidense Comsumer Reports señalara que el modelo Lexus GX 460 podía volcar al tomar una curva a gran velocidad.

En un comunicado, Toyota reconoció que podría producirse una salida de pista debido a "la activación insuficiente del control de estabilidad del vehículo" cuando el volante es girado bruscamente a gran velocidad, o "cuando el conductor toma una curva a gran velocidad".

Este problema de inestabilidad afecta a los GX 460 y a los Toyota Land Cruiser Prado con volante a la izquierda, en los cuales el depósito de combustible está también situado a la izquierda del vehículo.

En total, Toyota llamará para revisión del sistema informático a 13.000 GX 460, de los cuales 9.400 en Estados Unidos y el resto en Canadá, Rusia y en el sultanato de Oman. Unos 21.000 Land Cruiser Prado con volante a la izquierda serán llamados en Europa y en Medio Oriente.

"Toyota no podía hacer otra cosa" que retirar los automóviles cuestionados por una influyente revista estadounidense, cuando sigue presente el recuerdo de la desastrosa gestión de los llamados precedentes, comentó Mamoru Kato, analista del Centro de Investigaciones Tokai de Tokio.

Kato se preguntó sin embargo si un 4X4 que va demasiado rápido en una curva acaso no corre el riesgo de tener un accidente de todas maneras. En todo caso, parece limitado el número de coches llamados a revisión ahora si se comparan con los 10 millones de vehículos que Toyota y sus filiales debieron llamar en el mundo en los últimos meses por problemas de aceleración.

Afectaciones en la marca

Según los analistas, el problema es que esta nueva situación afecta a la marca de lujo Lexus, que es emblemática del constructor. "Los Lexus son muy importantes para los ingresos de Toyota", explicó Tatsuya Mizuno, analista de la sociedad Mizuno Credit Advisory.

Toyota rechaza divulgar la parte que los Lexus, vendidos en un número limitado de paises ricos, representa en su cifra de negocios anual. El modelo llamado para revisión, el Lexus GX 460, se vende a partir de 51.970 dólares (37.500 euros) en Estados Unidos.

El precio de base puede llegar incluso a los 375.000 dólares (275.700 euros) para el modelo más caro de la gama, del que sólo se han fabricado 500 ejemplares. Por otra parte, Toyota anunció el lunes que pagaría 16,375 millones de dólares que le reclaman las autoridades estadounidenses, y precisó que había tomado esta decisión "para evitar que se prolongue un litigio y un eventual contencioso jurídico", y no porque reconozca ser culpable.

"Por una parte, pagar la multa puede significar reconocer que Toyota reconoce su culpa. Pero si hubiese rechazado pagar, podría ser acusado de no sentirse apesadumbrado", estimó Kato.

"Si la suma hubiese sido enorme, no pagarla habría sido una estrategia. Pero es razonable, y Toyota decidió pagar pero declarandose no culpable", agregó.

Siga bajando para encontrar más contenido