Obama no era

Cuando Obama hizo pública su aspiración presidencial, comenzaron las descalificaciones por su juventud e inexperiencia, pero el resultado final ha sido que los jóvenes se volcaron masivamente a apoyarlo. Luego vinieron los cargos de que solo poseía una retórica encendida que no aseguraba que pudiera concretar sus propuestas, pero el aumento de la participación electoral al 80% y los 64’670.950 sufragios (53%) obtenidos, le permitieron más que duplicar el número de votos electorales de su contrincante. Ello demuestra que logró captar la fatiga que la opinión pública siente hacia la política tradicional.

POR:
noviembre 12 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-12

Tratándose del primer candidato negro a la presidencia, habría sido lógico esperar que hiciera una reivindicación frente a la esclavitud y la discriminación, pero en cambio adoptó un discurso de inclusión y unidad. Llegaron entonces críticas tan elementales como afirmar que fuma y lo hace a escondidas, y que es demasiado delgado para identificarse con un país en donde gran parte de la población es obesa. Obama nunca aceptó bajar el debate a ese tipo de descalificaciones y en cambio se concentró en el tema de la crisis económica y en las erróneas políticas de Bush, en tanto que MacCain afirmaba, en medio de la crisis, que la economía tenía bases sólidas. Hoy parece claro que haber mantenido la altura de la campaña frente a los ataques descalificadores en su contra, le permitió al demócrata proyectar una imagen de estadista. Cuando la campaña entró en la recta final, Obama fue calificado de socialista por proponer aumento de impuestos a los mayores ingresos, y se le cuestionó su relación con William Ayers, actual profesor de la Universidad de Illinois, quien colocó bombas en el pasado y trabajó con Obama. Pero la opinión pública mundial expresó su confianza en que el nuevo presidente logrará mejorar la deteriorada imagen de su país en el exterior. La propuesta inicial de Obama de reunirse sin condiciones con los líderes de países adversos a E.U. fue calificada de ingenua y riesgosa, pero tras el fracaso de la política unilateral de Bush que agravó la tensión mundial y afectó la capacidad de acción de las organizaciones multilaterales, Obama fue recibido apoteósicamente en su gira internacional. Se ha cuestionado la compra que Obama hizo a Tony Rezko de un lote a bajo precio, por tratarse de un vendedor que enfrenta conflictos judiciales; y sin duda será censurable si el actual presidente tuvo algún beneficio ilegítimo. Pero su victoria, coincidente con la victoria del primer negro, Lewis Hamilton, en la Fórmula Uno, y que el tenista de color Zonga ganara el torneo francés de tenis, ha producido un sentimiento de euforia y reivindicación que se ha sobrepuesto a todos los factores negativos utilizados en contra del candidato vencedor. beethovenhv@yahoo.com '' Obama logró captar la fatiga que la opinión pública siente hacia la política tradicional.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido