Obama y América Latina

La nueva alianza para las Américas del presidente electo Barack Obama refleja los elementos básicos del discurso de Franklin Delano Roosevelt de enero de 1941 sobre las cuatro libertades esenciales: la palabra, el culto, el trabajo y la libertad de eludir el temor.

POR:
noviembre 12 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-12

La política del ‘buen vecino’ de Roosevelt parece ser la principal fuente de inspiración de la política exterior anunciada por Obama por vez primera en mayo de 2008 en el documento de campaña A new partnership for the Americas, que será la guía para los primeros días de gobierno que comienzan el 20 de enero de 2009. La campaña de Obama publicó entonces este Plan de 13 páginas, que delinea las bases de esta nueva alianza continental, fundamentada en una nueva agenda que incluye avances concretos en democracia, seguridad y oportunidades para todos, con retos comunes que van del “desarrollo económico al calentamiento global, la independencia energética y la batalla contra el tráfico de drogas ilícitas y el terror”. Obama propone mantener, o restablecer según sea el caso, los lazos diplomáticos con todos los países de la región, independientemente de su ideología política o económica, guiado por el principio rector según el cual “lo que es bueno para las Américas es bueno para los Estados Unidos”. Obama, demócrata integral, pretende promover el respeto de los derechos humanos y la justicia social en América Latina, empezando por casa. Para ello, se propone restaurar el habeas corpus y cerrar el centro de detención de Guantánamo. En lo externo, Obama se perfila como el primer presidente de Estados Unidos que expone la normalización gradual de las relaciones con Cuba y el relajamiento del embargo económico en la era post-Fidel Castro, así como el enfrentamiento del antiamericanismo que se registra actualmente en países como Venezuela mediante un acercamiento estratégico regional. El pilar de la seguridad regional incluye el apoyo de Obama al programa andino antidroga y la lucha contra el tráfico de drogas ilícitas, que involucre gradualmente un mayor componente local y menos contratistas norteamericanos en el Plan Colombia. Obama se mantiene firme en la defensa de nuestro derecho de golpear a los terroristas que busquen refugio más allá de nuestras fronteras, cuyas prácticas deben ser expuestas y condenadas a nivel internacional. En el pilar de las oportunidades, Obama planea doblar la ayuda financiera para el desarrollo en los próximos cuatro años, con asistencia dirigida a las microfinanzas y el desarrollo vocacional comunitario, además de capital semilla para pequeñas y medianas empresas administrado por la Opic (Overseas Private Investment Corporation), que permitan reducir la pobreza extrema y acercarnos al cumplimiento de las Metas de Desarrollo del Milenio. Además de impulsar una nueva alianza energética para las Américas, con nuevos recursos para la investigación y el desarrollo de tecnologías de carbón limpio, biocombustibles y energía solar y nuclear, Obama reclama acuerdos comerciales que involucren un comercio justo y diseminen estándares mejorados a nivel labor y ambiental. aespinosa@minagricultura.gov.co '' Obama propone mantener, o restablecer según sea el caso, los lazos diplomáticos con todos los países de la región, independientemente de su ideología política o económica.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido