Obama les pone ‘tatequieto’ a bancos

El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció ayer la imposición de un gravamen a 50 grandes bancos, cada uno de los cuales tiene al menos 50.000 millones de dólares en activos, y calificó de “obscenas” las primas que éstos planean pagar a sus ejecutivos.

POR:
enero 15 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-15

“Estoy decidido a recuperar cada céntimo del pueblo estadounidense y mi decisión se fortifica cuando veo informaciones sobre los enormes beneficios y las primas obscenas en las mismas empresas que deben su sobrevivencia al pueblo”, declaró Obama en un discurso transmitido por televisión. La propuesta, que será incluida en el próximo presupuesto, se da a conocer cuando miles de firmas rescatadas con fondos públicos se disponen a anunciar grandes primas a sus altos ejecutivos. El título de la iniciativa, ‘Tasa de Responsabilidad en la Crisis Financiera’, es un esquema diseñado para reunir 90.000 millones de dólares en diez años destinados a las finanzas públicas, dijo un alto funcionario del Gobierno que pidió mantener el anonimato. Obama está decidido a prevenir que las firmas de Wall Street retomen sus viejas costumbres y reanuden la práctica de hacer préstamos de alto riesgo y de osadas apuestas a hipotecas y otros instrumentos a los que responsabiliza de haber originado la crisis. “Es ofensivo de parte de quienes en nuestras principales instituciones financieras sugieren que ahora pueden pagar bonos excesivos, a menudo descabellados, a sus altos ejecutivos” , dijo la fuente del Gobierno. Por su parte, Valerie Jarrett, asesora del Presidente, insistió en que “no estamos tratando de iniciar una pelea con los bancos”. El gobierno de Obama ha señalado varias veces que se propone recuperar completamente los fondos del programa de rescate de activos ‘tóxicos’ (Tarp), compuesto por 700.000 millones de dólares que también fue utilizado para auxiliar a las firmas automotrices. La propuesta del Gobierno requiere la aprobación del Congreso y se aplicará únicamente a firmas con más de 50.000 millones de dólares en activos. De las 50 firmas, 35 tienen su sede en Estados Unidos y de 10 a 15 son filiales de empresas extranjeras. “Se tardará unos 10 años en recuperar las pérdidas por los Tarp”, agregó el funcionario. HERJOS

Siga bajando para encontrar más contenido