Obama ‘limpiarᒠel sector automotor

Washington/AFP. El presidente estadounidense Barack Obama anunció ayer normas más estrictas sobre las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de los automóviles y el consumo de combustible.

POR:
mayo 20 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-20

Los nuevos estándares para combatir la contaminación obligarán a los constructores a aumentar dramáticamente la eficiencia de automóviles y vehículos utilitarios para el 2016. El cambio ahorrará 1,8 millones de barriles de petróleo al año y reducirá en 900 millones de metros cúbicos las emisiones de gases de efecto invernadero en forma anual. Obama estimó que se trata de un “acuerdo histórico”, al hablar en la Casa Blanca en presencia de 10 directores de los grandes constructores presentes en Estados Unidos, representantes de sindicatos, defensores del medio ambiente y responsables políticos. “En el pasado un acuerdo como este habría sido considerado imposible”, indicó Obama. “Por eso este anuncio es tan importante, porque representa no sólo un cambio de política en Washington, sino un presagio de un cambio en la forma en que se hacen los negocios”, añadió el mandatario. Los nuevos estándares llevarán el consumo promedio de combustible por parte de los vehículos estadounidenses a 15,44 kilómetros por litro, contra los 10,7 kilómetros por litro actuales, cuatro años antes de lo exigido por las leyes existentes en este momento. La mayoría de los automóviles tendrán que alcanzar los 16,7 kilómetros por litro en el 2016, mientras los vehículos utilitarios deben llegar 9,3 kilómetros por litro. El programa comienza con modelos fabricados a partir del 2012. El anuncio, celebrado por defensores del medio ambiente, coincide con un esfuerzo de los legisladores demócratas en el Congreso por aprobar una histórica ley para enfrentar el calentamiento global. Los autos serán más caros debido a estas nuevas regulaciones: unos 600 dólares más por vehículo, además del aumento de 700 dólares esperado por las últimas reglas sobre el ahorro de combustible aprobadas por el Congreso. Sin embargo, los conductores podrían compensar ese costo, ya que tendrán que comprar menos combustible para su vehículo. Los tres principales fabricantes estadounidenses de automóviles, General Motors (GM), Ford y Chrysler, aplaudieron los nuevos estándares de consumo. El presidente y consejero delegado de Ford, Alan Mulally, afirmó que están “satisfechos de que el presidente Obama esté tomando una acción decisiva y positiva a medida que trabajan juntos para lograr un estándar de consumo”. El titular de GM, Fritz Henderson, dijo que “la seguridad energética y el cambio climático son prioridades nacionales que requieren el liderazgo federal”. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido